Diez errores más comunes al hablar en público

hablar_en_publico

Cuando uno tiene que exponer frente al directorio o alguna otra audiencia grande sobre los planes, reportes, presentaciones, etc., si es que no tenemos la experiencia adecuada, solemos ponernos nerviosos y cometer diez errores muy comunes.

Terry Gault, accionista gerente y vicepresidente de The Henderson Group, revela cuales son estos errores que debemos tener en cuenta para no cometerlos en futuras exposiciones.

  1. Poca expresividad. Cuando uno no tiene mucha práctica al hablar en público, se tiene miedo a ocupar demasiado espacio y gesticulaciones. El público esto lo llega a percibir como una disculpa por inseguridad.
  2. Hablar sin energía. Está comprobado que entre el 80 y 90% de los expositores no invierten la suficiente energía en sus presentaciones, provocando que el público piense que se trata de una falta de entusiasmo e interés.
  3. Improvisación. Los oradores con experiencia investigan previamente para sentirse con confianza en el material que utilizarán durante la exposición, así podrán tener la capacidad de responder a cualquier pregunta que se les haga.
  4. Práctica. Es recomendable que se realice un ensayo general frente a personas de confianza, como familiares, amigos o colegas, con el despliegue de la presentación en diapositivas. Esto ayuda a la perfección y que todo fluya con tranquilidad.
  5. Demasiados datos. Cuando se tienen muchos datos en la exposición y no se cuenta una historia intensa y humana ocasionarás que sea una charla aburrida, logrando captar por muy poco tiempo la atención.
  6. A la segura. Si se cuenta con una presentación demasiada segura para tu comodidad, se corre el riesgo de no generar interés en la audiencia.
  7. Evitar la vulnerabilidad. Aunque parezca todo lo contario, si quieres parecer creíble tienes que mostrarte vulnerable. Si te esfuerzas mucho por parecer perfecto, un público experto se dará cuenta de inmediato y desconfiará.
  8. ¿En serio? Muchas personas tienen tendencia a ser demasiados formales y serios, sin embargo si se comportan más naturales e informales se les verá como auténticos e interesantes.
  9. Exceso de material. Es recomendable que practiques y cronometres tu presentación. Ten en cuenta que deberá la exposición real durar entre 25 y 50% más del tiempo que hayas tomado en la práctica.
  10. Precipitado. Es mejor ir despacio para transmitir seguridad, confianza y experiencia que tener una exposición rápida que pueda generar algún tipo de problema.

Vía: Merca20

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion