Diez pasos para liberarse de las deudas

El siguiente plan puede significar el alivio que tu vida financiera necesitaba para vivir tranquilo e, incluso, ahorrar.

Si usted es de los que cada fin de mes, antes de recibir su sueldo, hace cuentas y se percata de que ya lo tiene todo repartido entra gastos y deudas por pagar, entonces el siguiente plan puede significar el alivio que su vida financiera necesitaba pues, además de ayudarle a cancelar todo más rápido, le permitirá vivir tranquilo e, incluso, ahorrar. Tome nota.

1. Revise los gastos que ha realizado en los últimos doce meses. Divídalos por categorías, como alimentación, gastos de transporte, pago de servicios, esparcimiento, gastos familiares, pago de deudas, etc.

2. Identifique las categorías que puede ahorrar. ¿Cuánto está pagando mensualmente de intereses por sus deudas? ¿Qué porcentaje de sus ingresos está destinado a este fin?

3. Las respuestas que obtenga le darán una idea de cuánto es lo que puede ahorrar. Para empezar, tiene que estar dispuesto a hacer algunos cambios en su rutina y a ser constante.

4. Aunque requiera un poco de esfuerzo y tiempo, debe, por ejemplo, empezar a llevar su almuerzo al trabajo en lugar de comer en la calle. Esta medida puede representarle un ahorro de alrededor S/.250 al mes.

5. De igual forma, puede optar por usar el transporte público para ir a trabajar, y si su oficina no queda muy lejos, caminar. Así ahorrará en gasolina, mantenimiento, estacionamiento o en pagarle a quien le cuida el auto.

6. Comience con el plan: Estime cuánto tiempo le falta para pagar cada una de sus deudas así como el total. La forma en que puede saberlo es dividiendo el saldo total del crédito entre el pago mensual y el mínimo obligatorio.

7. Haga una lista y clasifique sus deudas. Comience por las que le llevará menos tiempo cancelar totalmente, hasta llegar al último número de la lista, que será el crédito que obtuvo a un mayor plazo.

8. Tenga en cuenta que, justamente las deudas más cortas -como las tarjetas de crédito- son las que tienen los intereses más altos. Por ello, es recomendable concentrar la mayor parte de los recursos en pagarlas primero.

9. Procure que el pago que vaya a realizar supere el pago mínimo sugerido por el banco. Cuando acabe de pagar la deuda número uno, tome la cantidad destinada a ella y aplíquela al pago de la segunda deuda, sumándolo lo que ya estaba destinado para cubrirla. Y así, sucesivamente.

10. Cuando termine con todo, puede destinar la cantidad que utilizaba en el pago de las tarjetas a una cuenta de ahorros o, mejor aún, inviértala en instrumentos financieros. Recuerdo que, para que el plan funcione, la regla de oro es no acumular nuevas deudas durante este periodo.

Fuente: Perú21.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion