El emprendedor perfecto

motivacion

El emprendedor perfecto no existe. Tú no eres perfecto, ni serás perfecto. Tampoco los que trabajan contigo, ni los que trabajarán contigo. Eres bueno en la actividad que realizas seguramente. Eres inteligente, con visión, eres capaz de organizar a un grupo de personas, liderarlos, y llegar a hacer algo que otros no han logrado fácilmente. Pero eso no quiere decir que no fallarás. En algún momento sucederá. Y eso es normal. Eres humano. No tienes súper poderes, y tienes que aceptarlo. Muchos emprendedores no llegan a conseguir sus objetivos porque los problemas los terminan abrumando, y los hacen dudar de ellos mismos.

Hace poco Nokia vendió su empresa porque no lograron adaptarse a los cambios después de muchos años que ninguna otra empresa lograra siquiera pisarle los talones en lo que mercado de celulares se refiere. Su capacidad de innovación fue extraordinaria durante muchos años y hasta fueron los primeros que sacaron smartphones, tablets, y touchscreens, que aunque no llegaron a masificarse sí llegaron a desarrollar.

Blackberry llegó a tener un gran mercado, donde su participación era masiva y prácticamente única, que terminó perdiendo. Y eso está bien. Que haya sucedido no quiere decir que sean menos emprendedores, peores personas, o que no puedan volver a emprender nunca más. Quiere decir que todos somos humanos y que como tales tenemos que aceptarnos, y que por más que hagamos nuestro 100% de esfuerzo no asegura que el resultado sea el satisfactorio. Pero eso no quiere decir que fallamos. Quiere decir que las cosas no siempre resultan como uno planifica.

Lo bueno es que aprendiste una forma que no te va a funcionar. Lo que tienes que hacer es volver a retomar el camino. El fallo no tiene que ver con lo que eres. Tiene que ver con lo que hiciste. No lo personalices ni individualices. Déjalo fluir. Déjate aprender. Deja que tu conocimiento abrace a el error para que puedas hacer nuevamente lo que andabas haciendo y continúes en lo que quieres. Aprende que no eres perfecto, pero que eso es ser parte de el aprendizaje de ser emprendedor.

Y tú, ¿alguna vez has fallado y lograste entender que es parte del camino del emprendedor?

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.