El entusiasmo, clave para ser mejor en el trabajo

La vida profesional no se vive en un plano constante. Tiene buenos y malos momentos. “El nivel de energía tiene variaciones, de alto a bajo”, dice la psicóloga Ana Espinosa.

“Uno puede mantener el entusiasmo por años o sentirse displicente con respecto al trabajo durante semanas”. Algunos ejecutivos de negocios ocultan estos altibajos delegando el trabajo a sus colaboradores o encerrándose en sus oficinas por algunas semanas o incluso años. Como dueño de un pequeño negocio, sin embargo, su entusiasmo se convierte en la dirección del establecimiento.

Vea algunas maneras de revitalizar el entusiasmo por su trabajo: Conéctese con otros gerentes. Usted necesita perspectiva.

Tome una capacitación como nuestro entrenamiento de liderazgo para directivos. Involúcrese en la Cámara de Comercio o en alguna asociación industrial. Rodéese de otros dueños de pequeños negocios. Rápidamente verá que sus preocupaciones no son únicas. También observará cómo los demás superan esos altibajos del entusiasmo.

Evalúe su vida laboral
¿Ha abandonado las áreas que le gustan y comenzado a hacer cosas simplemente porque es su deber hacerlas? Descubra su norte.

Quizás usted quiere permanecer en el negocio, pero simplemente perdió el entusiasmo porque no puede ver adónde está yendo. Vuelva a evaluar su visión y misión y reescríbalas, reflejando su nueva perspectiva.

Hágalas lo más específicas posibles, luego visualícese alcanzando esa meta. Sienta la felicidad y el entusiasmo que sentirá cuando llegue allí y capture esa energía para el camino. Establezca metas concretas a corto plazo

Quizás está saturado y simplemente necesita un tiempo para recuperarse. A lo mejor, algo de su vida personal está absorbiéndole la energía y cuando eso se resuelva, podrá concentrarse en su trabajo nuevamente. Cualquiera sea la razón, la única manera de sobrevivir a esta situación es establecer metas específicas para cada día, semana y mes.

Fuente: Diario La Prensa

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion