El niño mexicano vendedor de empanadas que rechazó la ayuda de un multimillonario

Francisco se hizo famoso gracias a un video en redes sociales que mostraba su talento para vender sus productos lo que llamó la atención de Carlos Slim. Pero, esto fue lo que pasó.

jovenes-emprendedores

Muchos emprendedores sueñan con recibir el apoyo de Carlos Slim, un empresario mexicano y el sexto hombre más rico del mundo, para impulsar sus negocios. Sin embargo, Francisco Orihuela Ramírez, rechazó una oferta de empleo que le realizó Arturo Elias Ayub, el yerno de Slim y quien es el hombre de mayor confianza del empresario mexicano.

Lo cierto es que recientemente, Elías Ayub, quien es el director de Alianzas Estratégicas y Contenidos de América Móvil, posteó un video en sus redes sociales en donde explica que, luego que publicara en su cuenta personal de Twitter el deseo de encontrar al niño, logró obtener el teléfono celular del padre del joven emprendedor, Alejandro Orihuela, con quien sostuvo una plática junto a Aura Ramírez, madre del menor y posteriormente con Paco.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


En el mensaje, de menos de dos minutos, Elías Ayub cuenta que les ofreció ayuda e incluso una beca para apoyarlo, pero dechazaron su propuesta, pues “les va bastante bien, no están pidiendo nada” y que el video se hizo viral por casualidad.

Te puede interesar: Vendedor de empanadas de 15 años causa sensación en las redes con su estrategia de ventas infalible

recuadro

¿Cómo comenzó todo?

Todo comenzó la tarde del 25 de octubre cuando Elías Ayub reposteó en su cuenta personal de Twitter un video que muestra al emprendedor de 15 años expresando su talento para vender las empanadas que elabora con sus padres en Acapulco.

“No es broma. Si alguien sabe cómo localizarlo se los agradecería, me lo quiero traer a chambear conmigo YA”, fue el mensaje del hombre de confianza de Carlos Slim, luego el video que dura menos de tres minutos y que se hizo viral grabado por una pareja de turistas en la Playa Elcano en Acapulco,  donde se muestra a Paco tratando de convencerles de que compraran sus empanadas.

Pero, más allá de sólo decir el precio del producto, su estrategia de venta se enfocaba en destacar su peculiar marca personal. “Imagínese usted que en este momento dejara ir la canasta de empanadas, tendría que esperar 86,400 segundos que son los que conforman 24 horas de hoy a mañana, pensando por qué no consumió una empanada cuando tuvo 23 órdenes a su total disposición. Usted pudo haber degustado una empanada a la altura de su paladar y apoyar la economía de un empanadero simpático que está por finalizar su jornada”, con estos argumentos el joven emprendedor intentaba posicionar su producto.

A pesar del rechazo a la propuesta, el también participante en el programa de televisión “Shark Tank México: Negociando con tiburones” aseguró que se mantendrá en contacto con Paco y con sus padres. “Vamos a estar en contacto, ser buenos amigos y nos vamos a conocer”.

Vía: Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL