El poder de la empatía en la negociación

empatía

El Poder de la Empatía es la base de toda buena negociación. Tienes que cerrar un negocio, estas postulando a un empleo, quieres un aumento de sueldo, deseas pedirle algo a tu pareja sin que se malogre la relación. En todos estos casos estas a punto de iniciar un proceso de negociación. Si quieres ganar y ser efectivo, aprende a usar la empatía a tu favor.

Pero, ¿qué es la empatía? o ¿qué significa ser empático?

Es la capacidad innata (o puedes llegar a desarrollarla) de sentir intuitivamente y percibir a los demás.

A nivel inconsciente nuestra vida está influenciada por los deseos, pensamientos y estados de ánimo de los otros. Ser empático es mucho más que ser sensible al estado emocional de nuestro interlocutor o de las personas que nos rodean, es poder percibir las motivaciones e intenciones de los demás. Significa estar abierto, por así decirlo, para procesar los sentimientos y la energía de las otras personas, tener la capacidad de internalizar estos sentimientos y poder sentir como el otro, el famoso “ponerte en los zapatos del otro”.

Para poder crear un clima apropiado que genere rapport y empatía (el rapport es cuando dos o más personas sienten que están en sintonía psicológica y emocional porque se sienten similares o se relacionan bien entre sí).

La próxima vez que estés a punto de negociar con alguien, antes de exponer tus argumentos verbalmente, empieza a tomar consciencia  del poder de la empatía.

Toma consciencia del lenguaje corporal: fíjate en la postura, donde apoya las manos, como están sus piernas, etc. Para entrar en sintonía con esa persona puedes usar la técnica del espejeo, que consiste en adoptar con tranquilidad la postura corporal de esa persona. Por ejemplo si la persona habla muy alto, haz lo mismo, sin cambiar tu mensaje,  solo imita la velocidad y el volumen de la persona. Si por el contrario habla despacio, entonces habla también despacio.

Vas a notar como luego de unos minutos ambos se encuentran conversando de una manera muy empática. Recién allí puedes pedir un aumento de sueldo, ofrecer tu producto o servicio o lo que deseas. Funciona en cualquier ámbito interpersonal.

¿Qué crees que podrías conseguir si comienzas a usar la empatía antes de iniciar cualquier negociación?

 

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion