El uso de la corbata como estrategia de negocios

Liderazgo-ejecutivo

Experiencia, autoridad y tranquilidad. Son las sensaciones y recuerdos que un CEO quiere trasmitir cuando usa la corbata, que es más que una condición para una imagen formal.

Pero ahora los asesores de imagen señalan que si no se usa el accesorio no es porque se carezca de estilo o es producto del olvido por hacer las cosas rápidamente.

Sino que es el reflejo de una imagen relajada, fresca y amistosa entre los directores y ejecutivos de las empresas más destacadas. Muchos aseguran que si no se usa la corbata ofrece una apariencia flexible para los eventos y estrategias de negocios.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Averiguar el “código” de la empresa

Cada empresa tiene su propia identidad y valores al cual hay que someterse en cierto modo. Entonces, la decisión de usar la corbata dependerá del tipo de trabajo y su entorno.

Por ejemplo, en las compañías corporativas financieras, empresas contables o despachos de abogados, hay que usar ésta prenda. todavía no se puede evitar esta prenda, que si es sobria, reflejará mando y tranquilidad.

En cambio, si hablamos de negocios de publicidad, diseño, mercadotecnia  o internet, los directivos tienen mucho más libertad y, si desean proyectar empatía, pueden prescindir de usarla.

Claro; si se trata de reuniones de gala con clientes muy importantes se debe usar un traje de etiqueta obligadamente donde la corbata debe resaltar por su estampado, anchura y color.

Lo cierto es que hay quienes no tienen entre sus planes dejarla. Un alto ejecutivo de un organismo intergubernamental con sede en Washington DC posee más de 80 corbatas en su clóset y las usa no por la exigencia de su trabajo, sino porque le encanta  enviar mensajes sobre su estado de ánimo con éstos accesorios.

Tips para usar corbatas

Si se trata de asistir a un evento con autoridades se recomienda un terno de color oscuro y corbata sobria porque la formalidad es importante para los anfitriones.

Para una reunión con clientes top, no dejar de prescindir de ésta prenda porque reflejará poder y sofisticación frente al interlocutor.

En cuanto a su longitud, la corbata debe siempre ir alineada con el cierre de a correa, aunque sin traspasarlo y decirle “No” a las que cuentan con estampados de paisajes o dibujos grandes.

Si se trata de asistir a una reunión con ejecutivos jóvenes es recomendable no usarla.  El trato “face to face” mejora sin muchos formalismos.

Y según tu experiencia profesional, ¿Estás de acuerdo del uso de la corbata en las oficinas o crees que ya pasó al olvido?

Vía: CNNExpansion

Artículos Relacionados

comments