Empiece en pequeño, pero piense en grande

Hacer empresa es sólo el primer paso, y no es ninguna garantía de éxito. Lo más importante es el posicionamiento de la idea. En Estados Unidos el 50% de los productos innovadores fracasan, porque no calan en el inconsciente del cliente.

Luis Fernando Chavarro, profesor del área de emprendimiento de la Universidad de la Sabana, explica que lo primero que un emprendedor debe aprender es que “una empresa no vende productos o servicios, soluciona necesidades”. Después de eso, la cuestión es entender el producto y desarrollar la estrategia correcta.

¿Cómo posicionar una empresa?
Lo primero, dice Chavarro, es que el emprendedor se haga tres preguntas: ¿qué le voy a vender y a quién?, ¿por qué esas personas me van a comprar a mi y no a la competencia? Y ¿cuál es el valor percibido por mis clientes?

Cinco reglas
1- Ejecute. No se quede planeando.
2- Aprenda y ajuste constantemente.
3 – Nunca pierda de vista la perspectiva del consumidor y sus necesidades.
4- El mundo se está volviendo muy pequeño. Piense desde el principio en productos que tengan potencial en el mercado global.
5- Empiece en pequeño, pero piense en grande.

Cinco cosas que no se deben hacer
1- Menospreciar la competencia.
2- Enfocarse en las características del producto y no en los beneficios que ofrece la empresa.
3- Pensar en la rentabilidad y no en el flujo de caja.
4- Tenerle miedo a equivocarse.
5- No aprender de sus errores.
6- Enfocarse únicamente en el dinero y no en lo que los apasiona.

Fuente: Dinero.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion