Emprender hace a las personas más felices

emprendedor-feliz

Las dificultades en los empleos convencionales, la crisis y falta de proyección en el ámbito laboral son solo algunas de las causantes para decir emprender por uno mismo, el camino no es fácil sin embargo tiene sus recompensas. Iniciar un proyecto nuevo y en el que tú mismo eres el propio jefe tiene su lado positivo: creas una fuente de logros y satisfacciones nunca antes experimentadas.

1.Eres capaz de tomar decisiones con toda la libertad

No estás presionado por jefes, eres capaz de tomar las mejores decisiones para tu vida y trabajo con total libertad, la experiencia es irrepetible ya sea que te equivoques o logres las metas trazadas. Estás en constante crecimiento porque de cada vivencia se aprende y ofrecen oportunidades para seguir perfeccionándose, los éxitos son parte importante de tus conocimientos y son bien merecidos.

2.Motivado a salir de la zona de confort

En numerosas ocasiones tienes que trabajar por ti mismo obligándote a salir de tu zona de confort y buscar nuevas formas para dar paso al proyecto, sin duda un largo camino que te hará un mejor profesional y trabajador en el área en la que te desempeñes. El éxito del proyecto depende en gran parte de tu capacidad, energía y perseverancia, esto hace que te vuelvas más receptivo, atento a tu entorno y más ágil en lo que haces.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




3.Fortaleces la confianza en ti mismo

Emprender fortalece la confianza en ti mismo, ya que en medio de situaciones complicadas usas tus propios recursos para salvar la situación fortaleciendo a cada instante tu nivel de innovación y superación. Te superas día a día y eso estimula a dar un paso cada día y a elevar tu fuerza interior para controlar lo que ocurre en tu empresa.

Por ejemplo poner en marcha una pyme o proyecto personal puede influenciar otros ámbitos, expandiendo efectos positivos en las personas que se sienten capaces de afrontar de manera diferente las adversidades.

4.Amplias los círculos de amigos

Emprender abre nuevos conocimientos dando la facilidad de intercambiar información, conocer a nuevas personas, buscar nuevas opciones de colaboración, entre otros, todos sirven para enriquecer y ampliar los círculos sociales. Paso a paso mejoramos las habilidades de socialización y vencemos la timidez, una vez superados los miedos nos sentimos mejores con nosotros mismos y lo transmitimos a los demás.

5.Empezar a disfrutar de los retos que se presentan

Parece mentira pero todo ese miedo que tenías de dar paso a tus propios proyectos o simplemente hablar en público se esfuman, en la medida que vas avanzando en tu proyecto te vas sintiendo cómodo con la situación, empiezas a disfrutar de los retos porque sabes que no son imposibles. El nivel de confianza se ha incrementado y las capacidades se han perfeccionado.

Vía: Idacción
Foto:Mi Propio Jefe

comments

Autor entrada: tania24

Deja un comentario