Empresario Kurdo, regala millones en dólares a sus empleados en acciones

empresario kurdo

Un inmigrante kurdo que llegó a Estados Unidos cuando era joven y creó una compañía de yogur que hoy vale una fortuna, recientemente decidió compartirla con sus trabajadores.

Se trata de Hamdi Ulukaya, el fundador de Chobani, el yogur griego que agitó el mercado estadounidense, sorprendió recientemente a sus empleados con un regalo estimado en millones de dólares y que podría llegar a valer mucho más.

Ulukaya, inmigrante turco que creó la empresa en el 2005, anunció que repartirá el 10% de sus acciones entre sus 2.000 trabajadores, quienes podrán hacerlas efectivas cuando la firma sea pública o se venda. Hace dos años, el valor de Chobani fue estimado entre USD 3 mil millones y USD 5 mil millones, y la compañía ha seguido creciendo.

Lee también: Guía para ser un filántropo como Mark Zuckerberg

Ulukaya, quien en 2013 ganó el premio de Ernst & Young al empresario mundial, explicó al New York Times su decisión: “He construido algo que jamás hubiese imaginado tan exitoso, pero no puedo imaginar haberlo hecho sin esta gente. Ahora trabajarán aún más para el crecimiento de la compañía y su propio futuro al mismo tiempo”.

empresarios

Cada trabajador recibió un paquete con la información del programa y el número de acciones recibidas, en base a su antigüedad en la empresa. En caso de que un trabajador renuncie, puede conservar su parte o revenderla a Chobani.

“Es mejor que un bono o un aumento. Es lo mejor porque estás recibiendo un pedazo de lo que ayudaste a construir”, opinó al diario neoyorquino Rich Lake, uno de los primeros empleados de la compañía, por lo tanto, uno de los que más acciones recibirá.

Ulukaya, inmigrante kurdo, llegó a Estados Unidos en los 90 a los 24 años y ha sido reconocido por su tarea humanitaria, como contratar refugiados para que trabajen en su fábrica. Además, ha pedido a otros empresarios sumarse a su ayuda a la crisis en Medio Oriente y ofrece sueldos muy por encima del promedio del mercado.

“Mi pasado es la razón por la que sé qué tan importante es ser aceptado en una nueva comunidad. Y eso que eso solo es posible si se consigue un trabajo”, señaló el filántropo que le dió duro al capitalismo en su propio terreno.

Vía: infobae.com
Foto: alux.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO EMPRESARIAL

Artículos Relacionados