¿Eres emprendedor? No puedes dejar de leer estos consejos

emprendedor-pensando

Como emprendedores, nosotros seguimos nuestro propio camino. Para algunos, alcanzar el éxito financiero es un largo, lento y doloroso proceso. Para otros, las cosas parecen caer como del cielo. Sin embargo, los acontecimientos no son resultado de magia ni tampoco caen del cielo, pero es la señal de que un emprendedor está aprendiendo, adaptándose y madurando con su negocio.

A continuación, le presentamos 5 lecciones que todo emprendedor debe aprender a fin de construir un negocio sostenible y saludable en el largo plazo:

El cliente no siempre tiene la razón

Desde el primer día se nos dice que el cliente siempre tiene la razón. Se espera que agachemos la cabeza y complazcamos a cada cliente, incluso cuando ellos están claramente en un error. Esta máxima, sin embargo, puede ocasionarnos un gran daño a nosotros mismos, nuestros empleados y nuestros consumidores. Dele a su cliente el beneficio de la duda, pero no a expensas de su dignidad o la de sus empleados.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




No todo dinero es buen dinero

Esta es una enseñanza que muchos emprendedores ponen a prueba a inicios de su carrera. Cuando se encuentra haciendo despegar su negocio, es fácil caer en la trampa de tomar el dinero de cualquiera que lo ofrece. El problema es que no todos los clientes lo valen. Evite clientes que le consuman mucho de su tiempo, que tengan expectativas irreales y con quien tendría usted temor de trabajar. Simplemente, no lo vale.

No hay camino económico en el marketing

Una de las realidades en los negocios es que “una estrategia de marketing barata, hará lucir tu marca con una imagen barata”. Un contenido de baja calidad, salidas económicas y un bajo presupuesto podrían ahorrarle dinero en el corto plazo, pero el daño que harán en la reputación de su marca durará por mucho tiempo.

Contrate gente que sea más inteligente que usted

Acéptelo, siempre habrá gente más inteligente que usted. Por ello, si es lo suficientemente suertudo para encontrarse en el camino con este tipo de personas, trabaje con ellos. Enfóquese en las cosas que mejor sabe usted hacer, y dé libertad a sus colaboradores para que hagan lo mismo.

El trabajo es vida, y la vida es muy corta para odiar tu trabajo

El equilibrio entre el trabajo y la vida personal es algo con lo que muchos emprendedores luchan día a día. Cuando se apasione por algo que esté haciendo y lo relacione con la felicidad que le produce, entonces el trabajo no resultará ser sólo algo que sirve para solventar su vida, sino que se convierte en algo infinitamente placentero y significativo, y además reduce las probabilidades de experimentar momentos de estrés y agotamiento innecesario.

Y tú que eres emprendedor, ¿qué lección nos darías?

Fuente: revista entrepreneur

Imagen: www.njadvancemedia.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex PU

Deja un comentario