Este es el secreto para alcanzar tus metas

alcanzar metas

No importa qué cosas se logre en la vida, cada vez que se consiga un objetivo se debe a una sola cosa, ¿ya sabes cuál es?

Imagina tener un negocio rentable, dinero, una pareja que te ama, hijos, buenos amigos… Son los principales ingredientes en las definiciones de éxito más comunes, aunque el orden de estos temas varíen según las personas. Lo cierto es que el punto en común es sentirse satisfecho a nivel profesional y personal.

Hay que considerar que muchas de las personas que se consideran exitosas no se necesitan ser muy inteligentes, demasiados rápidos o populares, para alcanzar lo que se quiere, que lo único realmente esencial es ser constante y aprender.

Metas y objetivos

Por eso que si se tiene una meta entonces …. ¡hay que ir ella! y si no se consigue se tiene dos opciones: aprender y mejorar porque no se pudo conseguirla o arrojar la toalla para transformarse en un fracaso.

Te puede interesar: La importancia de establecer metas

Y sin duda que el cambio constante de objetivos por alcanzar agota la energía y entusiasmo. Las personas viven haciendo lo que están acostumbrados a hacer, donde los hábitos dan los resultados que se tiene y al ser constantes aplicando una acción determinada se convierte en hábito.

Así que el reto está en ser constantes todo el tiempo necesario, entender bien que todo es un proceso y que los resultados son el final de ese proceso que ayuda a mantenernos allí.

[pullquote]No se van a lograr las metas si uno mismo no cree que realmente se la merece.[/pullquote]

Y si muchos aseguran que lo que se necesita para alcanzar las metas es disciplina, la verdad es que lo que se necesita es más autoestima. Sin darse cuenta, muchas personas no se creen realmente merecedoras de lo que desean y por lo tanto, nunca alcanzan sus metas y objetivos.

Otro factor a tomar en cuenta es que cuando se invierte tiempo en uno es para darse cuenta de que uno es más de lo que se piensa; entonces al ser constante es más fácil. Al final, las personas nos verán como uno mismo se ve, porque uno ha decidido lo que se quiere aún si se decide no ser nada.

Cambio de hábitos

Es como en el área de ventas donde se dice que uno debe “venderse el producto a sí mismo primero” porque nadie va a comprar nada si uno mismo no cree que el producto es bueno. Entonces, no se van a lograr las metas si uno mismo no cree que realmente se la merece.

Y también ser constante no es tan complicado como lo pintan y al final los hábitos siempre ganan. Por ejemplo, digamos que se quiere bajar de peso; pero que es mejor… ¿hacer una dieta extrema que rebaje esos kilitos demás en tiempo récord sin crear el hábito o renovar la forma de alimentación que sostenida en el tiempo nos mantendrá sano y en línea?

En fin; si no se crean hábitos nuevos se tendrán los mismos resultados de siempre. ¿Qué opinas al respecto?

Vía: Entrepreneur
Foto: bienestar.salud180.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados