Genera rentabilidad en tu empresa con el protocolo y las rrpp

protocolo

protocolo

La inversión en protocolo y relaciones públicas es muy rentable para las empresas, no solo de forma económica sino también como punto positivo en su imagen.

Una marca que se preocupa por el protocolo es una marca más sólida, creíble, fiable, llega a ser más querida y mucho más duradera. Así, atender de forma adecuada a las visitas, a los proveedores, a los clientes; tener unas relaciones cordiales y fluidas con otras empresas, con instituciones y organismos, tanto oficiales como privados, entre otros, es una buena manera de entender la filosofía del protocolo en la empresa.

Una empresa debe relacionarse de forma educada y correcta con otras personas y con otras empresas y entidades. En muchas ocasiones las diferencias no las marcan los productos o servicios ofrecidos, sus precios … sino la del buen “actuar” de los empleados y directivos de una empresa. El protocolo ayuda a diferenciar unas empresas de otras. Ayuda a diferenciar su empresa de la competencia.

Atención

Las empresas, en su mayoría, han empezado a utilizar las “buenas maneras” como elemento de valor añadido en su objetivo por tratar de “fidelizar” a sus clientes.
Ya no valen únicamente una buena oferta, un buen precio… hay que añadirle algo más. Un empleado que responde amablemente al teléfono, una persona que resuelve sus dudas o atiende sus reclamaciones y sugerencias.

Además, puede aplicar una serie de medidas encaminadas a que el cliente sea fiel a su producto o servicio por otras cuestiones que no sólo sean precio o características.

Por ello, las empresas deberían confeccionar su propio Manual de Protocolo y Comunicación, donde establecer un conjunto de normas o reglas de cortesía, metodologías de buenas prácticas y fórmulas que refuercen las relaciones humanas dentro y fuera de la empresa.

De este modo, se establecerá un estilo propio de empresa, que cuida los detalles de forma armoniosa, sutil y elegante. Lo recomendable es elaborar un manual eminentemente práctico y acorde con la dimensión de la empresa y sus características generales.

No se deben recoger, por ejemplo, actuaciones protocolarias que nunca se van a dar en la empresa. Hay que considerar realidades cotidianas o extraordinarias, pero no muy improbables o imposibles. Llegado el caso se podrían estudiar de forma extraordinaria.

Números

El protocolo también contribuye con la rentabilidad de su empresa. Tenga presente que las buenas relaciones dentro y fuera de la empresa, pueden aportar una mayor productividad, al trabajar en un entorno agradable y armónico. Esto se traduce de forma directa en una mejor rentabilidad para la empresa.

Tener un servicio o producto en el que el cliente confía sin tener demasiado en cuenta valores como el precio, se traduce en una mayor rentabilidad para la empresa, al no tener que competir de forma directa sobre los precios.

No puede dejarse de lado que todos estos logros y esta identificación que tanto clientes como proveedores hacen de la empresa se logra, no solo con unas normas o reglas de cortesía y unas metodologías de buenas prácticas, sino que gracias a una identificación visual de la empresa, la imagen corporativa.

Identificar a la empresa con su logo o emblema es fundamental para relacionar cualquier producto o servicio con nuestra empresa.

Vía: El Peruano

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.