Guía para exportar con tu Pyme

Todo emprendedor sueña con convertirse en un gran empresario y conseguir que su empresa crezca y amplíe sus fronteras lo más posible.

Bajo esa perspectiva, los emprendedores exitosos y planificados si comienzan con un buen plan de negocios que contemple una estrategia de expansión, no tardarán en llegar a la etapa en que su negocio extienda las fronteras del país de origen y emprenda la labor de exportar sus productos.

Si pretendes conseguirlo con éxito o ya estás en esta etapa y necesitas una guía para medir tus pasos, te damos tres consejos que te serán de mucha utilidad:

1. Estudio de mercado
La selección y preparación de un producto para exportar requiere no sólo el conocimiento del producto, sino también del mercado al cual dicho producto será destinado.

El estudio de mercado que se debe realizar, sumado a la toma de contacto con potenciales clientes dan al exportador una visión acerca de cuáles son los productos susceptibles de ser vendidos y en cuáles mercados.

Antes de vender, el exportador puede necesitar modificar algún aspecto de su producto para satisfacer mejor las necesidades y gustos de los clientes extranjeros.

Si tu empresa produce diversos productos es conveniente que comiences ofreciendo los que mejor se adaptan al mercado que apuntas, para evitar probables mayores costos o perdidas por falta de cálculo. Para preparar tu producto para la exportación, es conveniente que tengas en cuenta las siguientes consideraciones:

¿Qué necesidad del mercado extranjero satisface tu producto?

¿Qué producto habría que ofrecer en el mercado extranjero?

¿Es necesario realizar alguna modificación en los productos que ya tienes, para venderlos en el extranjero?

¿Qué característica específica (diseño, color, tamaño, envase, etiqueta, marca, garantía) debería tener el producto para que se venda en el merado extranjero?

¿Qué servicios pre y post-venta deben acompañar al producto?

2. Manuales e instructivos
Por otra parte, es necesario que sepas que existe una gran cantidad de productos que deben ser complementados con manuales de uso o instructivos de armado. En especial en este caso, deberás ser muy prolijo en la confección de éstos.

Existen países muy exigentes en esta materia por lo que cuando exportes revisarán que los manuales sean muy claros, y en algunas ocasiones, si es necesario, deberán tener el apoyo de fotografías o ilustraciones para facilitar el entendimiento.

Sin embargo, el principal aspecto que deberás cuidar es la producción de los manuales en los idiomas propios de los países de destino de los productos. Es muy importante tomar en cuenta la repercusión de la buena comprensión de los manuales e instructivos y así evitar el incorrecto uso del producto, además de los reclamos y consecuente pérdida de credibilidad.

3. Garantía
El sistema de garantía ofrecido depende del tipo de exportación que realices. El caso más frecuente es aquel en el que se exporta a un distribuidor, el cual se hace cargo de la garantía ante el mercado consumidor. De todas maneras, en este mismo caso, deberás establecer un sistema de garantía hacia el distribuidor.

Fuente: Soy Entrepreneur.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion