Harley-Davidson, la historia de la marca de motos más legendaria

Es una marca que es un verdadero fenómeno y leyenda viva y, que a pesar de los años, ha sabido mantenerse en el mercado. ¿Cuál es su secreto?

Una Harley-Davidson es mucho más que una motocicleta. Es el paradigma de la industria norteamericana construida desde sus cimientos por sus fundadores Arthur Davidson, y su amigo William Harley.

Pero el camino al éxito no ha sido para nada sencillo; estuvo repleto de obstáculos, competidores despiadados y riesgos extraordinarios.

Comenzó en un garaje

Su origen se lo debemos a dos jóvenes emprendedores de Milwaukee (Wisconsin, Estados Unidos), Arthur Davidson y William Harley que compartían una misma pasión y ese mismo gusto por las motocicletas los ayudó a crear en el garaje de la familia Davidson su primer diseño en 1903.

En sus comienzos, los amigos no contaban con suficiente capital para poder establecer una gran industria, así que optaron por tomar dicha cochera para rediseñarla como su taller personal. Dentro, William se encargaba de realizar los diseños propios de la marca y ensamblar las piezas, mientras que Arthur estaba dedicado al negocio.

El primer modelo de Harley-Davidson fue expuesto en septiembre de 1904. Mantuvieron su pequeño taller improvisado durante un par de años más, hasta obtener más de 150 unidades de motocicletas propias.

Luego en 1907 se constituiría la empresa (Harley Davidson Motor Company), con lo cual el staff se triplica a 18 personas y se dobla el tamaño de la planta. Asimismo se empezarían a reclutar distribuidores con la intención de tener una mayor penetración en la región de Nueva Inglaterra en los Estados Unidos.

Posteriormente realizarían la inversión en su compañía y culminarían por formalizar la empresa. Para el año 1914, Harley-Davidson ya habría producido una cantidad de 16.284 motocicletas. Ese mismo ritmo se mantuvo durante los próximos años y una década más tarde las motos de los amigos Harley -Davidson alcanzarían el liderazgo en el negocio automotriz.

Crecimiento del negocio

Por la alta demanda que tenían que cubrir para el ejército de su país, al comienzo de la década de 1920 ya era la fábrica de motos con mayor producción en toda la nación. Esto los convertiría en líderes del mercado no solo en su país, también en otros 66 países.

Al término de esta década, llego la gran depresión y la marca tuvo una deprimente caída en la que se vieron obligados a disminuir la producción y abaratar los costos para ajustarse a los nuevos tiempos. La crisis fue superada con la llegada de la Segunda Guerra Mundial y su éxito fue tan importante que se mantuvieron así hasta que llegó la guerra con Corea y la marca Jeep los sustituyó con automóviles para el ejército.

En la década de los 50 y comienzo de los años 60 el negocio automotriz sufrió otra caída debido a la influencia de las películas de la época en la que las motos eran usadas por personajes que desempeñaban el papel de bandidos. A esto se le suma que la marca tuvo nuevos dueños y realizaron cambios que al contrario de levantar la imagen de las Harley-Davidson, empeoró la situación.

El escenario no mejoró sino hasta la década de los 80, cuando nuevos inversores compraron la marca y en vez de continuar la línea que estaba apoderada del mercado, decidieron innovar con nuevos modelos, decisión que los llevó nuevamente a liderar el negocio automotriz de la época.

En la década de los 80, se hace pública la venta de Harley-Davidson a la un grupo de inversionistas, entre los cuales se encontraba Willie G. Davidson y Vuaghn Beals. Desde entonces, la empresa cambió de tendencia y en lugar de imitar a sus competidores, prefirió aferrarse a la personalidad que le había generado el mercado, lo que volvió a otorgarles su liderazgo.

Te puede interesar: Del fracaso al éxito: en un inicio, Henry Ford no lograba vender autos

Desde entonces la marca Harley-Davidson no ha parado y hasta ahora se ha caracterizado por la calidad de sus modelos, el servicio al cliente y una lista más larga de puntos que le han permitido quedarse en el mercado. Actualmente no son líderes, pero sí un icono de la historia de las motocicletas como un “clásico que jamás pasa de moda”.

Harley-Davidson en cifras

Es difícil pronosticar cuántas Harley-Davidson hay en el mundo. El año pasado se vendieron en todo el globo 335.000 unidades, lo que supuso una facturación de 6.500 millones de dólares. La venta de artículos de mercadotecnia, como chaquetas e insignias, le reportó 2.000 millones adicionales.

Uno de los secretos del éxito de Harley-Davidson es su fiel legión de seguidores. La marca creó en 1983 un club oficial de moteros, conocido como HOG (Harley Owner Group), que en la actualidad cuenta con casi un millón y medio de miembros de todo el mundo que realizan concentraciones para pasear con sus motos.

Otro de sus secretos es la gran variedad de modelos. Actualmente se fabrican 30 diferentes, llegando a costar más de 76.000 dólares las de mayor gama. Además, la compañía ha sido siempre un ejemplo de evolución tecnológica.

Sin duda que montar sobre una de estas obras de arte de la ingeniería es uno de los mayores sueños de muchas personas. ¿Alguna vez te has subido a una?

Vía: emprendimientosdelmundo.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados