¿Cuentas con una buena estructura organizacional?

Si una Pyme no tiene una estructura organizacional se generan muchas ineficiencias en ella, los procesos de toma de decisiones no serán claros.

Es probable que los pequeños y medianos empresarios piensen que integrar a sus empresas una estructura organizacional no es necesario debido a su tamaño.

Pero las Pymes al igual que las grandes compañías tienen un objetivo y una misión, razón por la cual instrumentar una herramienta que le permitirá alcanzar con mayor facilidad las metas que se ha planteado.

“Las pymes podrán identificar las diferentes funciones que deben de desarrollar las personas que intervienen en su negocio. Una estructura organizacional permite que las tareas se ejecuten de manera más eficiente, que los resultados esperados del personal dentro de la empresa se puedan predecir y que haya responsables de funciones, sobre todo en aquellas que son estratégicas”, dijo Arnulfo Quintero, director general de la Red Cetro Crece.

“Tener este esquema permite generar sinergias, que el equipo de trabajo se complemente mejor”.

Hacia la especialización
Otras ventajas de esta herramienta es que las empresas pueden reconocer con mayor facilidad las habilidades de sus empleados y de esta forma ubicarlos donde su conocimiento y experiencia les permita un mejor desempeño y aporte para el negocio.

“Aquí se da cabida a la división del trabajo para que en la especialización de cada uno de los participantes se produzcan los mejores resultados”, dijo Quintero.

“La definición de funciones es importante para conseguir los propósitos del negocio y visualizar la estructura de autoridad. Es importante saber quién tiene que tomar cierto tipo de decisiones y saber quién las ejecutará”, agregó el funcionario.

Las pymes deben de partir de su planeación estratégica, objetivos a seguir y a partir de ahí comenzar su estructura organizacional.

“Muchas de las veces el mismo empresario tiene todo ese proceso y método en sus manos, pero si ellos no tienen conocimiento de cómo comenzar, sugerimos se apoye en un asesor”, explicó Quintero.

Es importante que cuando las empresas sean familiares, aprendan a dejar de lado “la cuestión emotiva, Muchas veces se da la tentación de crear estructuras para incorporar a la familia y el proceso debería ser que las estructuras se creen para que el negocio sea exitoso”, dijo el especialista.

Es un error, por ejemplo, crear puestos de acuerdo a las características o habilidades de los integrantes de la familia. “Esto no es tan malo pero sucede que el puesto es creado para aprovechar a una persona y no cubrir las necesidades del negocio.

Cuando se crea el puesto por una necesidad del negocio y luego después se evalúa gente para ocuparlo ha mostrado mayores resultados”, agregó Quintero.

Mayor eficiencia
Una estructura organizacional “hace que la Pymes sean más eficientes hacia sus proveedores de capital o fuentes de financiamiento. Se genera una mayor confianza al exterior, tanto para adquirir un crédito como para consolidar sus relaciones de proveeduría”, dijo el experto.

“Si una pyme no tiene una estructura organizacional se generan muchas ineficiencias en ella, hay una serie de indefiniciones, los procesos de toma de decisiones no son claros, se traslapan funciones, se repiten acciones generando obstáculos y problemas para operar o ser más competitivos”, concluyó el funcionario.

Fuente: El Empresario.mx

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion