Identificando a buenos equipos de trabajo

equipo-de-trabajo-animal

No todos los equipos de trabajo poseen las mismas virtudes y los mismos defectos. Hay grupos de trabajo que funcionan mejor que otros, eso es indudable, pero lo que cuesta saber a un líder es: ¿Por qué mi grupo de trabajo no funciona correctamente? ¿Qué aspectos estoy descuidando para que la productividad no sea la esperada? Justamente, para descifrar ese problema en el líder, planteamos que se investiguen los siguientes puntos dentro de su capital humano:

1.       Identidad de Grupo

Muchos integrantes entienden mal lo que conlleva la competitividad al interior de la empresa. La competitividad no significa obstruir el trabajo del otro, y mucho menos guardarse los conocimientos adquiridos en el trabajo. La identidad de grupo reside en un compartir conjunto, en donde todos colaboran para  que el grupo pueda dominar a la perfección las técnicas propias de la rutina de trabajo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




2.       Equipo Alineado

Los equipos de trabajo no llegan a un buen puerto, cuando hay uno o más integrantes que desea hacerse dueños de la escena, con un afán de protagonismo excesivo. La comunicación de los problemas existentes dentro del grupo debe hacerse de manera abierta, y no bajo la oscuridad de un pasadizo.

3.       Manejo de Conflictos

La rutina y la presión propia del trabajo hacen que afloren conflictos entre los miembros del grupo. Estos no deben pasar a mayores. Cuando se detecten conflictos deben resolver al instante, para evitar futuros resentimientos y que la cadena de colaboración mutua se dañe.

4.       Comunicación Horizontal

Cuando la comunicación se hace vertical, es decir, para hacer llegar al mensaje a la cabeza de la organización se tiene que pasar por varios filtros, el trabajo se complica más. En cambio, debe fomentarse que exista una comunicación directa entre las diferentes líneas de la organización, para que así el mensaje llegue sin distorsiones y en el tiempo requerido.

5.       Objetivo Conjunto

Finalmente, el requisito primordial en todo equipo de trabajo reside en lo siguiente: ¿Para qué o para qué hacemos esto? Cuando cada actor de los equipos de trabajo tiene en claro cuál es el objetivo común por el que se labora, no hay necesidad de ponerle velas a la nave, porque esta irá navegando por sí sola. El éxito para un líder radica en que toda su organización pueda ir en una única dirección. ¿Ya lo logró?

Vía: aptitus.pe

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario