¿Es un buen momento para iniciar mi negocio?

La idea de este artículo está directamente dirigida a los emprendedores que tienen, entre otras, la pregunta de si existe un mejor momento para iniciar la operación de su negocio. Tal vez la primera pregunta a resolver sea: ¿es un buen momento para iniciar un negocio en nuestro país?

La respuesta no es sencilla, sin embargo, me basaré en la importante premisa que habla de que las las crisis son oportunidades.

Buenas ideas
Si como emprendedor tienes una buena idea, tienes un buen concepto de negocio para tu localidad, éste tiene mercado y cuentas con la inversión para hacerlo, adelante. Sólo toma en cuenta lo siguiente:

1.Prepárate: Incúbalo de ser posible, apoyado por alguna consultoría o institución que tenga ya desarrollados programas para este tipo de emprendimiento. Te enseñarán a realizar un plan de negocios que te permita conocer las reales oportunidades y amenazas del mercado al que vas enfocado. También podrás determinar las fortalezas y debilidades que tienes al momento de iniciar la operación del mismo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Aprenderás, adicionalmente, dependiendo de cada método de incubación, acerca de los tres aspectos fundamentales de cualquier empresa: las ventas, la administración y la producción u operación. Finalmente, te darán charlas de lo que implica liderar una empresa, que es el papel de un director o gerente general. Un aspecto interesante es que en varios casos te pueden acercar capital semilla o algún tipo de financiamiento que te pueda apoyar para completar tu inversión inicial.

2. Ya que estés listo, habla con proveedores y contratistas, conócelos y recuerda las famosas 4P´s de la mercadotecnia: plaza, producto, precio y promoción. 3. Si tus productos tienen cierta estacionalidad, cuida esta parte. Es difícil que un negocio educativo, por ejemplo, inicie operaciones en verano o en octubre o mayo. Normalmente se inician con ciclos escolares, con suficiente antelación para el proceso de promoción e inscripciones que se requieren.

4. Ten en cuenta que tu negocio pude tardar un tiempo en posicionarse y generar clientela, por lo que es importante tener un capital de trabajo suficiente, por lo menos para los siguientes seis meses de operación de tu negocio.

5. Realiza un presupuesto. Ya que tengas definidos los proveedores, la ubicación, los productos, entre otros aspectos, cuando sepas cuánto pagaras de renta, servicios, personal y, en general, gastos fijos, prepara un presupuesto proforma de por lo menos un año de operación.

6. Una parte fundamental está en saber si vas a contratar personal de inicio. Al final, el que tengas gente que quiera y pueda trabajar en tu negocio puede ser uno de los factores fundamentales para hacerlo funcionar o no.

7. Finalmente, no olvides atender los trámites y permisos que requerirás para iniciar tu negocio. En la parte federal, el proceso es muy simple. Sin embargo, en cada delegación o municipio tendrás que ver aspectos de uso de suelo, licencias de funcionamiento, permisos específicos, entre otros aspectos.

Te deseo mucho éxito, entonces, en esta etapa, y recuerda que una buena parte de que las cosas salgan bien consiste en llevar un proceso administrativo completo: planea, organiza, dirige y controla.

Fuente: El Empresario.mx

comments

Autor entrada:

Deja un comentario