Ikutaro Kakehashi, de relojero a pionero de la música digital

Tal vez el nombre su nombre no sea muy conocido, pero sin sus inventos la música no sonaría igual. Fue el ingeniero japonés, creador de instrumentos clave para la música electrónica.

El mundo de la música está de luto con la muerte del legendario Ikaturo Kakehashi a sus 87 años de edad. Si este nombre no les suena él fue el fundador de la famosa marca de teclados Roland, que desde 1972 se esforzó por innovar los instrumentos musicales.

Esto fue con el primer sintetizador modular de calidad, baterías eléctricas, e incluso hace poco anunciaron su regreso con un increíble pandero electrónica. Prácticamente toda la música electrónica, dance y hip-hop, desde Marvin Gaye hasta Whitney Houston, se basa en sus instrumentos, pero también géneros como el house, el techno, el electro, el synth-pop o la new wave.

“Comencé como relojero”, reveló hace algunos años en una inusual entrevista televisiva  para el documental “Music Is My Drug : Psychedelic Trance” (“La música es mi droga: trance psicodélico”), del periodista francés Martin Meissonnier.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




En ese documental Ikaturo decía que luego comenzó a vender aparatos de radio hasta que un día tuvo el anhelo de tocar música, pero los instrumentos que quería no existían todavía, así que tuvo que inventarlos.

“Tenía una idea para hacer un secuenciador y una caja de ritmos. Por aquel entonces (a fines de los 60), la función del sintetizador era emitir un sonido simple. Pero alguien que no fuera un músico profesional podría divertirse más con un acompañamiento, y no con sólo un teclado.  Pensé que los músicos aficionados lo encontrarían más divertido. Compuse un ritmo y lo instalé en el sintetizador. Así fue como comencé a crear cajas de ritmos”, contaba en aquella oportunidad el ingeniero japonés.

Sus inicios

Kakehashi creció en un Japón dentro de una familia de muchas carencias económicas por lo que no tuvo acceso a servicios mínimos, tanto para la educación como para la cultura, recuperándose de las inmensas huellas de la Segunda Guerra Mundial.

No recibió ninguna educación musical (a pesar de haber nacido en Hamamatsu, la “Ciudad de la Música”, Prefectura de Osaka) y aún así revolucionó la creatividad en este campo con productos como la Roland TR-808 y la TB-303, productos icónicos de la marca Roland que él mismo fundó en 1972.

Antes de que Roland comenzara a abrirse camino, Kakehashi fundó Ace Electronics con la inversión inicial de Sakata Shokai, empresa que se convirtió en el primer link directo con los órganos Hammond en Estados Unidos gracias a la fabricación de una serie de pequeñas caja de ritmos con algunos presets que servía como perfecto complemento al instrumento.

Las Rhythm Ace se convirtieron en la antesala de las cajas de ritmos de Roland, así como Ace fue la precursora de Roland Corporation. Ace comenzó fabricando amplificadores en 1963, productos a los que se sumaron algunos pianos electrónicos, órganos y módulos de efectos. A partir de 1967, las Rhythm Ace fueron impulsadas por la propia Hammond Organ Company.

Te puede interesar Sakichi Toyoda: el primer hombre tras la historia de Toyota

Junto a Laurens Hammond, inventor de los órganos del mismo nombre, Kakehashi desarrolló el Autochord, su primera gran innovación en la persecución de hacer la creación musical más intuitiva, simple y para todos los públicos.

Con el paso de los años, Roland Corporation se expandió y convirtió en universal la utilización de las cajas de ritmos antes de la llegada del protocolo MIDI, marcando el paso hacia un nuevo paradigma musical: los instrumentos y recursos que asistían al artista en las funciones creativas y no eran únicamente vehículos interpretativos.

Emprendedor y visionario

Kakehashi fundó y dirigió la empresa Roland durante 40 años. Hoy, la corporación tiene fábricas en Japón, Estados Unidos, Italia y Taiwán, y cuenta con más de 2.000 empleados.

Estando al frente de la compañía creó la mítica TR-808, una de las primeras cajas de ritmos programables, que revolucionó la música en los 80 y los 90, así como las TR 606 y 609 y la serie Juno.

Además fue uno de los grandes impulsores del protocolo universal MIDI (Musical Instruments Digital Interface), vital en la música digital que permite que varios instrumentos se conecten entre sí. La revista Billboard lo baitizó como el “padrino del MIDI”. También dio vida a los amplificadores, los sintetizadores y los famosos teclados Roland capaces de producir un sonido único.

En 2013, recibió un Premio Grammy por sus contribuciones a la música electrónica. Tommy Snyder, quien trabajó con Kakehashi durante 38 años, quiso compartir un emotivo mensaje de despedida en sus redes sociales: “Era un ser humano muy divertido, maravilloso y talentoso. Sus contribuciones al mundo de los instrumentos musicales y a la música tuvieron impacto en millones de personas en todo el mundo. Descansa en paz, querido Taro”.

Nos encontramos pues ante una pérdida gigante que deja para el futuro un legado que permanecerá en la historia de la música para siempre trascendiendo géneros y estilos.

Vía: BBC

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P