Intrapreneurship: La importancia del espíritu emprendedor dentro de las organizaciones

El concepto de emprendedor incluye tanto al Entrepreneur, o sea, aquella persona que organiza y dirige una empresa asumiendo el riesgo, y también incluye al Intrapreneur, o sea, aquella persona que genera un nuevo negocio dentro de la empresa en la que trabaja. Por ahí esta es la figura menos conocida, pero es igual de importante.

Fundamentalmente un emprendedor se caracteriza por su autonomía, gran entusiasmo, su compromiso con la tarea, y su inclinación a asumir riesgos, características que también se pueden encontrar en los empleados dentro de la compañía.

En busca de innovación y creatividad dentro de la empresa, para desarrollar nuevos productos, mejorar los procesos y aplicar los productos a nuevos usos, no solo el área específica de creatividad, innovación o marketing pueden encontrar esas ideas, sino que se debe fomentar que toda la empresa tenga ese pensamiento y que existan canales simples donde los empleados puedan canalizar sus ideas creativas.

Para ello, se debe premiar las ideas rentables que los empleados proponen y se necesitan líderes que promuevan las nuevas ideas en un espacio flexible para crear y probar.

Fuentes para desarrollar ideas hay diversas, entre las que podemos encontrar el explorar negocios, procesos o usos exitosos presentes que se estén desarrollando en otras ciudades u otros países, y que el desarrollarla localmente satisfaga una necesidad que hasta la fecha no este cubierta, propuesta que de existir, debería tener una demanda con un volumen suficiente para justificar el desarrollar la inversión.

La información sobre modelos foráneos exitosos, se podrá encontrar navegando por Internet, asistiendo a exposiciones, obteniendo franquicias y patentes. Seguramente este modelo foráneo exitoso requerirá de adaptaciones a la realidad local, analizando que parte del servicio o producto requiere ser modificado para ser aceptado.

Otra importante fuente de ideas es analizando que problemas existen en la comunidad y que ninguna empresa los satisface a la fecha. En este caso no hay nada más cierto que aquella frase de que donde otros ven problemas, el emprendedor reconoce soluciones. Se pueden encontrar ideas innovadoras, mejorando en productos o servicios ya existentes, pero buscando satisfacer la necesidad de una manera superadora a la que a la fecha las empresas existentes hacen de las necesidades.

Para que una idea sea exitosa, debe brindar un servicio diferencial e inmediato, que sea fácil de comunicar y entender, a la vez de ser compatible con los valores locales. El objetivo es conocer y comprender tan bien al cliente, que el producto o el servicio se adecue y se venda por sí solo.

Fuente: Puromarketing.com

 

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.