¿Qué hace eficaz a un ejecutivo?

Los grandes ejecutivos pueden ser carismáticos o sin brillo, generosos o tacaños, visionarios u orientados a los números. Pero todo ejecutivo eficaz sigue ocho reglas sencillas.

¿Qué hace a un ejecutivo eficaz? Un ejecutivo eficaz no necesita ser un líder en el sentido que actualmente se le da a este término.

Harry Truman, por ejemplo, no tenía ni una pizca de carisma, pero fue uno de los jefes de Estado más eficaces en a historia de Estados Unidos.

Durante mis 65 años de carrera como consultor, algunos de los mejores CEO corporativos y de entidades sin fines de lucro con los que he trabajado no eran líderes estereotípicos. Eran muy diversos en términos de personalidad, actitudes, valores, fortalezas y debilidades. Variaban de extrovertidos a solitarios, de relajados a controladores, de generosos a parsimoniosos.

Lo que los volvía eficaces a todos es que seguían las mismas ocho prácticas:

-Preguntaban ¿Qué hay que hacer?
-Preguntaban ¿Qué le conviene a la empresa?
-Desarrollaban planes de acción.
-Asumían la responsabilidad de sus decisiones.
-Asumían la responsabilidad de comunicar.
-Se centraban en oportunidades en vez de problemas.
-Conducían reuniones productivas.
-Pensaban y decían “nosotros” en vez de “yo”.

Las dos primeras prácticas les permitían obtener el conocimiento que necesitaban. Las cuatro siguientes les ayudaban a convertir ese conocimiento en acción eficaz. Las dos últimas aseguraban que toda la organización se sintiera responsable.

*Por Peter Drucker (Harvard Business Review)

Fuente: Emprendedor.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.