¿Quieres aumentar la productividad de tu empresa?

Estos son algunos consejos para cualquier empresa que esté pensando en como aumentar su productividad.

No a las horas extras y no a quedarse tarde en la oficina: Una vida ordenada donde la gente tenga tiempo para su vida y no haya horas extras hace que las 8 horas del trabajo sean 8 horas de productividad. Si la gente sabe que se puede quedar hasta más tarde o que el cierre es indefinido, lo más probable es que en ese tiempo sean menos productivos. En cambio si saben que ellos cuentan de verdad con 8 horas por delante, entonces serán 8 horas de trabajo real.

Por otro lado, gente que trabaja 10 horas no trabaja bien y están cansados. Además al día siguiente llegarán cansados y de peor humor y ganas. Haz que el horario se cumpla y evita las horas extras.

Da metas concretas para cada día: Una forma fácil de ver quién es productivo y quién no lo es, es poner metas a diario. Si ves que se cumplen tienes a alguien productivo, los que las dejan a medias y te dicen que mañana seguro que lo acaban, sabes que no están enfocados.

Revisa los objetivos y da las oportunidades necesarias pero este tipo de ejercicios te permitirán conocer quién de tu equipo es productivo y en quién puedes confiar y quién no.

Más allá de cumplir objetivos, necesitas gente que lidere Liderar no quiere decir mandar, liderar quiere decir ser capaz de solucionar problemas. Gente que lidera es gente que asume una idea, unos objetivos y es capaz de ejecutarlos resolviendo los problemas que pueda encontrar en el camino.

De los que cumplan sus objetivos a diario, ahora dales misiones que tengan que resolver. Los que cumplan las misiones con éxito, sabes que son los que mañana podrán liderar un equipo o una parte de tu negocio. Esos son los que necesitas que se queden contigo. Aumentar la productividad depende del equipo.

Saca fuera de tu empresa tareas rutinarias con poco valor añadido Desde temas como “soporte de sistemas” a temas de papeleo”.

Tu equipo ha de ser un equipo productivo al 90%. Puede ser que exista un 10% del trabajo relacionado con tareas administrativas, pero evítalas a toda costa. Evita meter a tu equipo en rutinas. Si entra en la rutina mental, el equipo se hace blando. Estimulado para afrontar nuevos retos constantemente. Cada día tiene que ser un desafío. Aumentar la productividad depende de la capacidad de innovar.

No reinventar la rueda
Si en tu empresa existe cierto síntoma de reinventar la rueda (por ejemplo en diseñar una solución propia para algo trivial), tu productividad se va a la basura. Concentra tus energías en los aspectos críticos de tu negocio y en ellos, aporta soluciones creativas.

Todo lo que sea trivial, externaliza o busca una solución comercial y aprende a adaptarte a ella. Seguramente no sea perfecta, pero saber nadar en la corriente es una virtud.

No me gusta, funciona mal, no podemos hacerlo Este tipo de actitud es el síntoma de los no productivos. Aísla a esta gente y sácalos de tu equipo. Contaminan el ambiente y acabarán por perjudicar al equipo. Necesitas gente con actitud positiva. Si en el equipo, por culpa de unos pocos, se instaura un ánimo negativo, todo costará el triple.

Motiva a tus empleados. Recompensa y da palmadas en la espalda y hazlo público. Es importante que se vea claramente que la actitud que quieres y la actitud que vas a respaldar es la positiva y la productiva. Los regaños en privado. No hay que humillar a nadie y es importante que no seas tú el que transmite cosas negativas al equipo.

Fuente: Alzado.org

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion