La figura de la autoridad: El inicio de todo

 

En definitiva, un jefe es como un profesor, debe conocer en profundidad la materia que enseña, producir respecto y cierta admiración en sus alumnos (ya que esto impulsa la curiosidad y el afán de perfección). Debe ser capaz de mantener su autoridad, sin necesidad de vigilar constantemente, ni mantener un ambiente restrictivo y de prohibición. Puesto que, tensaría a los alumnos, dificultando su capacidad de concentración, reduciendo su interés y provocando nerviosismo y consecuentemente más errores.

Sin embargo, también es tarea del profesor conocer a cada uno de sus alumnos, y reconocer los momentos en los que una disciplina férrea y firme debe ser aplicada. No es tarea fácil. Por eso no todas las personas son capaces de asumir responsabilidades de este tipo, y no debemos pretenderlo, si no estamos seguros de estar capacitados.

La figura del jefe es probablemente, uno de los puntos clave en el proceso de “fidelización” de un empleado. Dado que, éste es parte y responsable de todas las variables, que se manejan con respecto a las condiciones de un puesto de trabajo. Incluso aquellas que no están bajo su responsabilidad de forma directa, pueden percibirse más o menos positivamente, por parte de un empleado, en función de cómo las asuma y guíe éste.

Para comenzar con la fidelización de un cliente externo, como suele ocurrir en casi todo, hay que empezar por mirar hacia dentro. Conocer cada pieza que forma parte del engranaje, que compone nuestra máquina, es el primer paso. Lograr que el responsable de que este engranaje funcione correctamente, sea el adecuado es complejo. Sin embargo, es el paso más importante. Son los cimientos, sin los cuales se hundirá todo.

Para lograr corporativismo interno, primero es necesario tener un buen líder. Una persona capaz de comprender que, cada trabajador es una pieza ‘reemplazable’ aunque única. Que con cada ‘reemplazo’ el puzzle, posiblemente siga completo, pero el dibujo variará inevitablemente. Un buen líder debe comprender que, aun responsable de conocer todos los procesos. Nunca se puede ser el mejor en cada uno de los pasos. Por lo tanto, debe apoyarse en cada una de las piezas que ha escogido.

Fuente: Puro Marketing

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion