La historia del Bambú

bambu

La semilla del bambú es dura como la cáscara de una nuez. Cuando uno lo planta, el primer año no crece nada. Si lo sigues abonando y regando durante los siguientes seis años tampoco veras que crezca algo. Un cultivador inexperto podría quedar convencido de haber comprado semillas infértiles. Para cuando llega el séptimo año ocurre algo realmente asombroso en tan solo seis semanas la planta de bambú logra un crecimiento de más de 30 metros.

Significa que ¿solo tardo seis semanas en crecer? Que todos los años previos en que se le cuido, abono y rego no sirvieron? Durante todos esos años de aparente inactividad el bambú estaba desarrollando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después de siete años.

Muchas personas tratan de encontrar soluciones rápidas, triunfos apresurados sin entender que el éxito es el resultado o consecuencia del crecimiento interno y que éste requiere tiempo. Otros aspiran resultados a corto plazo, y abandonan justo cuando ya estaban por llegar a la meta. Dejan de perseverar. Es importante entender que en ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creeremos que nada está sucediendo. Y esto puede ser extremadamente frustrante.

Es en esos momentos (que todos tenemos alguna vez), que podemos recordar el ciclo de maduración del bambú japonés, y aceptar que mientras no nos rindamos o nos demos por vencidos, veremos el
resultado que esperamos. Internamente estamos madurando. El triunfo es más que un proceso que lleva tiempo y dedicación. Es un proceso que exige aprender nuevos hábitos y nos obliga a descartar otros.

Un proceso que exige cambios, acción y grandes cantidades de paciencia Tenga paciencia con los ciclos naturales de la vida y el trabajo; persevere fertilizando y regando para que, cuando llegue el tiempo, el resultado nos sorprenda. ¿Cuánto se parece usted al bambú japonés?

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.