La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 10

empleados-felices

empleados-felices

Continuando con nuestro artículo sobre la importancia de la comunicación en la gestión gerencial, seguiremos con el Lenguaje en la Comunicación.

B.6. El Lenguaje en la Comunicación

Las llamadas barreras de la comunicación en su mayoría son derivadas de por el mal manejo del lenguaje en la comunicación, es por ello que debemos dominar el concepto de lenguaje el cual es: “Un conjunto de signos y símbolos organizados por reglas que permiten representar, interpretar y codificar diferentes aspectos de la realidad a fin de poder transferirlos.

Ciertos investigadores opinan que el lenguaje es el resultado de actividades de grupo como el trabajo o el baile. Otra teoría sostiene que el lenguaje se ha desarrollado a partir de sonidos básicos que acompañaban a los gestos.

En el mundo se hablan hoy unas 3.000 lenguas y dialectos agrupados en familias. A medida que unas lenguas se desarrollan, otras van desapareciendo. Las modificaciones del lenguaje reflejan las diferentes clases, géneros, profesiones o grupos de edad, así como otras características sociales (por ejemplo, la influencia de la tecnología en la vida cotidiana)

En este concepto se hace referencia a cualquier sistema de símbolos, no necesariamente verbal o lingüístico, sino a toda forma de expresión, susceptible de ser codificada por el ser humano.

Existen básicamente dos tipos de Lenguaje

  • Verbal. Se refiere al que se realiza a través de la lengua hablada.
  • No verbal. Se refiere al uso de la voz y del cuerpo para comunicar el significado del mensaje.

Dentro del lenguaje verbal cada uno posee características variables que influyen en la calidad de la comunicación. De estos elementos depende que nuestra comunicación sea de calidad. Algunos de los cuáles son.

Nuestros conocimientos: Ante un tema determinado, estamos condicionados por los conocimientos que tenemos acerca del mismo.

Nuestras habilidades para comunicarnos: No todos tenemos la misma facilidad de palabra, ni tardamos el mismo tiempo en estructurar y redactar un informe o impartir una clase, ni la misma capacidad espontánea para sintetizar una información.

La actitud ante nuestro interlocutor: Esto depende de nuestro carácter y de la empatía que se de con la otra persona. Pero sobre todo hay que tener en cuenta tres factores que suelen condicionar involuntariamente nuestra actitud: la aceptación, el respeto y le interés hacia el interlocutor.

Los factores específicos que influyen en la presentación efectiva de un mensaje oral o verbal, son los no verbales, los cuales incluyen tanto la acción corporal como él para lenguaje.

La acción corporal: se refiere básicamente a la forma en que cada persona tiene de gesticular y mover su cuerpo. Para desarrollar una eficiente comunicación con base en nuestro lenguaje no verbal, es importante desarrollar buenos hábitos que se caracterizan por la integración, el significado, el uso moderado y la veracidad.

Integración: se refiere a que todas las partes del cuerpo participa y-o responden de manera consistente, con un movimiento expresivo. Para que la comunicación sea efectiva, los movimientos de los diferentes partes del cuerpo deben ser consistentes con la expresión facial.

Significado y uso moderado: La comunicación verbal requiere que la acción corporal tenga significado, la acción corporal es efectiva sólo si se usa con moderación. Si el emisor está en constante movimiento, el receptor no puede apreciar con claridad si un movimiento lleva un significado especial.

Este aspecto de lenguaje es un punto neurálgico en nuestra profesión y debemos como profesores y comunicadores tener siempre en cuenta el modo de expresión y los recursos que se utilizan para ser más efectiva la educación y la información que se quiere transmitir.

Para desarrollar este tema se detalla una serie de indicadores o puntos que reflejan las debilidades, y si se desarrollan correctamente, las fortalezas de una correcta comunicación.

La Variedad

El uso constante de un solo gesto o de los mismos movimientos cansan al interlocutor. Para mantener su atención, el orador debe variar sus movimientos y gestos.

El segundo factor el para lenguaje, que comprende todos los aspectos no verbales del lenguaje e incluye característica e interferencia vocales .Las principales características vocales son:

Consiste en el sonido percibido el cual se localiza en una escala continua que del límite más alto de la percepción tonal. La entonación está determinada por la velocidad de la vibración de las cuerdas vocales, de forma semejante a las cuerdas de un violín.

El Volumen o la Fuerza

Es el efecto del sonido en el oído que puede percibirse desde muy fuerte hasta muy suave.

La Velocidad

Se refiere al número de palabras habladas por unidad de tiempo. Se determina en parte por el número y duración de las pausas que realiza el emisor.

Locución

Se refiere al sonido percibido, y está determinado por la conformación única de mecanismos del habla de cada individuo.

Todas estas características vocales se interrelacionan en la producción de la palabra hablada. Además, las emociones que siente la persona determinan, en gran parte, la producción de ésta. Por ejemplo, cuando se siente enojado, se habla más rápido y con fuerza. El nerviosismo tiende a reflejarse en la entonación alta y cuando queremos reflejar seriedad usamos una entonación baja.

Además de estos cambios de entonación, volumen y velocidad, cada orador tiene una calidad de voz personal la cual se asocia con su estado de ánimo en particular, y refleja su personalidad.

Pero es necesario tener en cuenta algunos malos hábitos que se deben evitar

Es importante destacar que la comunicación no siempre es eficaz, aún cuando el receptor recibe el mensaje y hace auténtico esfuerzo para decodificarlo, existe una serie de interferencias que pueden limitar su comprensión. Estas se denominan barreras de la comunicación y pueden interferir totalmente una comunicación, filtrar parte de esta o darle significado equivocado.

Las barreras pueden ser relativas al conocimiento, y se producen por la incultura del sujeto que debe asimilar el mensaje o emitirlo, por poca experiencia, por ignorancia.

Las barreras objetivas son de carácter material, no dependen de causas psicológicas al estar referidas a aquellas ideas que el sujeto tiene como incuestionablemente válidas y bien fundamentadas y actúan como elemento de bloqueo en las nuevas informaciones que se pretendan trasmitir, especialmente si ellas estén opuestas a las anteriores.

La religión, los hábitos de vida, las costumbres, la cultura, actúan como fuerte barrera, al igual que los prejuicios raciales, la desigualdad social.

En la vida surgen barreras que impiden la consecución de metas. La actitud de cada sujeto ante esta dificultad depende de muchos factores, tales como su educación, su personalidad, su medio social, su carácter y otros.

Continúa en:

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 1

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 2

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 3

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 4

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 5

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 6

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 7

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 8

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 9

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 11

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 12

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 13

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 14

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 15

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 16

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 17

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 18

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 19

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 20

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 21

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 22

La importancia de la comunicación en la gestión gerencial – Parte 23

Vía: Pyme’s

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion