La importancia de la imagen personal en los negocios

Imagen personal

Es conocido el dicho “como te ven te tratan”, y es que una buena presentación personal va a influenciar mucho en las relaciones con nuestros clientes y contrapartes en los negocios.

Imaginemos a un gran emprendedor que no le da importancia a su imagen personal. Puede ser una persona muy valiosa, tener experiencia y  grandes potencialidades para los negocios; pero si no ha cuidado de su presentación personal las posibilidades de causar una buena impresión se reducen. ¿Qué tendría que hacer este emprendedor para mejorar  su imagen? Primero revisar qué aspectos de su personalidad puede mejorar  y darle importancia a la presentación de su atuendo según la ocasión lo amerite y segundo trazarse objetivos para mejorar.

La imagen personal está compuesta básicamente por tres aspectos que comunican lo que se es:

1. El concepto que tenemos de nosotros mismos

La autoestima influye en la seguridad o confianza que proyecte la mirada, la postura que adopte nuestro cuerpo al aproximarse a una persona, el modo en que ofrecemos un apretón de manos. Es decir la comunicación no verbal o  expresión corporal.

Para lograr una buena expresión corporal, es indispensable estar en armonía consigo mismo y por ende con quienes compartimos el mundo.  Para llegar a ello hay muchas opciones, desde la espiritualidad, el deporte, la buena lectura, la psicología, el yoga, etc. Usted decide.

Imagen

2. La presentación

No es necesario ser un experto en moda ni invertir una gran cantidad de dinero en abastecer nuestro closet. Lo importante es saber combinar colores y texturas y tener prendas básicas para cada ocasión; para ello la observación es la pieza clave, es decir, mirar cuales son las tendencias en el mercado y los códigos de vestimenta en el entorno social. Es necesario conocer que tipo de aroma nos favorece; el uso de una colonia o perfume agradable es importante. Cabe mencionar que la adecuada higiene personal es transversal a todo lo anterior.

3. La reputación de la persona

 Nuestras referencias personales son muy importantes, ya que en ello se basarán muchas veces los clientes para optar por nuestros servicios.

Lo que se dice y hace ya está dicho y hecho; para ello es muy importante reflexionar antes de hablar y comportarnos. La conducta ética de un emprendedor se basa en su escala de valores. Ello será el pilar de su vida y relaciones interpersonales a todo nivel.

¿Usted que opina al respecto?

Video:  [youtube http://www.youtube.com/watch?v=WpI7SywQxCs&w=420&h=315]

 

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion