La increíble historia del mesero que logra una fortuna de US$ 400 millones a sus 27 años

Se trata de Kevin Systrom, fundador de Instagram, cuya historia de cómo aprovechó su creación para convertirse en un nuevo millionario tecnológico es admirable.

En los últimos años se han escuchado muchas historias increíbles sobre las redes sociales que hoy conocemos, pero sin duda alguna la más impactante ha sido la de Instagram.

Con tan sólo 6 años de vida se ha convertido en la red social de fotografía más importante del momento. Pero, ¿qué es Instagram?

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Es una aplicación gratuita para Iphone o Android la cual permite modificar fotografías, aplicarles el filtro que más te guste y luego pueden ser compartidas en Facebook, Twitter, Flickr y en la propia app.

Su nombre deriva de las fotografías “instantáneas” que se tomaban con las cámaras Polaroid. Pero la historia de la creación de Instagram sin duda alguna es una de las más increíbles de las cuales se podrá leer.

Kevin Systrom nació en la ciudad norteamericana de Holliston, Massachusetts, el 30 de diciembre de 1983. Hijo de Douglas Systrom, presidente de recursos humanos y de Diane, ejecutiva de marketing, este joven afortunado dio sus primeros pasos en la Middlesex School. Luego estudió ingeniería de software en la Universidad de Standford, en la cual obtuvo su matrícula en el año 2006.

El no a Mark Zuckerberg

Precisamente en esta prestigiosa universidad, conoció a Mark Zuckerberg, quien estaba trabajando en el proyecto de una red social llamada Facebook, y le propuso sumarse al equipo, pero Systrom, que por entonces tenía 22 años, prefirió seguir trabajando de mesero y sirviendo espressos en la cafetería del campus y ganarse su propina.

Hasta que en el 2010, conoce a Mike Krieger, estudiante de Stanford, y le propone trabajar juntos en el desarrollo de una plataforma de fotografía. Así que juntos desarrollaron una herramienta para fotografía hecha a la medida de la cámara del iPhone 4, y se incluyeron los “filtros” que eran similares a las lentes de la cámara china Holga.

Te puede interesar: Pasos para vender tus productos en Instagram con éxito

El nombre de Instagram surge cuando los fundadores eran niños, porque les encantaba jugar con las cámaras, que se llamaban popularmente instantáneas. Algo que ellos concebían como “telegramas instantáneos” , así que pensaron, “¿por qué no combinar las dos cosas?” (de instant-telegram). Pero fue durante un viaje que hizo a Italia para estudiar fotografía que descubrió los filtros con los cuales se puede añadir una serie de efectos a las imágenes.

Así que Instagram fue lanzado el 6 de octubre del 2010, la que rápidamente ganó popularidad con más de 100 millones de usuarios activos en abril del 2012 y superando los 300 millones en diciembre de 2014. Dos años después Facebook compró la empresa en 1.000 millones de dólares, 400 de los cuales fueron a las cuentas bancarias de Kevin.

Esto quiere decir que cuando Kevin tenía apenas 27 años de edad, ocurrió el evento más importante de su vida.

Su fortuna no detuvo su espíritu emprendedor

Luego de que la venta hacia Facebook incrementara su cuenta bancaria como para que nunca más tuviese que volver a trabajar, Kevin no pudo contener su espíritu de empresario y siguió invirtiendo su dinero para el futuro.

Por ejemplo, Systrom espera continuar con la expansión de su empresa en China y en la India, además de ampliar el uso del video en la app. En algún momento, Instagram puede agregar elementos de realidad virtual.

Lo que tienes en un punto no te lleva al otro. Ocho filtros no van a cambiar el mundo para nosotros, así que tenemos que pensar de forma diferente”, apunta Systrom. Pero incluso los pequeños cambios pueden ser un desafío.

Hoy, Instagram es la cuarta red social más visitada del mundo y una de las más rentables de Silicon Valley.

Vía: emprendedoresmwes.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL