Las 3 claves más importantes para las mujeres de negocios

mujer-empresaria

En América Latina tenemos a Argentina, Brasil y Costa Rica como países presididos por mujeres, otros, como Chile, también lo han sido. Esto es solo una muestra de que las mujeres empresarias son uno de los principales motores del éxito femenino.

Sin embargo, exciten tres claves que las emprendedoras deben tener en cuenta y son las siguientes:

Tener la mente clara

Invertir tiempo en desarrollar un plan de negocio para conseguir el objetivo económico, es lo primero que una mujer debe tener en cuenta antes de emprender. Las escuelas de negocios, empresas de consultoría y programas públicos y privados de capacitación son algunas de las puertas que las emprendedoras deben tocar para adquirir la capacitación adecuada.

Desarrollar un plan de negocios

Determinar qué necesidad se pretende cubrir con un producto o servicio, crear una red de clientes y proveedores o calcular la inversión que se requiere y los beneficios que se pretenden obtener son puntos clave del plan de negocios.

Los profesionales de coaching centran su actividad en asesorar a los emprendedores para crear nuevos negocios, impulsar sus empresas, motivarlos y ayudarlos a conseguir sus objetivos. Existen varios recursos en línea dirigidos especialmente a la capacitación de mujeres emprendedoras.

Conocer los riesgos

Contar con el apoyo de la pareja y los hijos, en el caso de las madres y las mujeres casadas, será fundamental para poder dedicar el tiempo necesario a la creación de un negocio. La conciliación entre la vida laboral y la familiar es uno de los principales retos para las emprendedoras.

Crear un negocio toma tiempo y, para consolidarlo, es necesario tener paciencia y sacrificar otras actividades. Además, los errores y las equivocaciones son obstáculos a los que se enfrentan todos los emprendedores en su vida cotidiana y aprender de ellos es imprescindible para no fracasar.

Iniciativas para mujeres de negocios

Las empresas privadas confían en que las mujeres emprendedoras son un pilar fundamental del desarrollo económico moderno. Las mujeres ejercen una influencia enorme en el bienestar económico de sus comunidades y en países en vías de desarrollo este aspecto cobra relevancia, porque muchas familias en situación de pobreza dependen de los ingresos de la madre de familia.

L igualdad de género contribuye a reducir la pobreza, sobre todo en países con poblaciones jóvenes y en países en vías de desarrollo. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) calcula que un 35% de los emprendedores latinoamericanos son mujeres.

Fuente: Alto Nivel

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion