Lecciones de coaching para convertirnos en el Hombre Araña

hombre-araña

El Hombre Araña es considerado el segundo héroe de los cómics americanos más popular (sólo detrás de Superman); un personaje entrañable de nuestra infancia donde Peter Parker vive con la identidad secreta de ser el poderoso arácnido, pero que en su vida normal es un joven inteligente pero solitario.

Podría encajar perfectamente en el prototipo de una posible víctima del hostigamiento escolar o bulling. Y no es de extrañar que, con tal perfil, el éxito del cómic creado en 1962 fuera aceptado, precisamente, por el público joven.

Lo cierto es que en alguna etapa de nuestra vida nos hemos enfrentado como Peter Parker a los miedos, nos hemos propuesto nuevos objetivos, luchamos contra los mayores obstáculos buscando siempre el apoyo de aquellas personas que son importantes en nuestra vidas.

Son muchos los especialistas que han realizado un análisis de las aventuras de los héroes de los cómics, tanto míticos como históricos, descubriendo que todos ellos comparten similitudes en varias etapas de su existencia.

De tal forma que entre las etapas y las enseñanzas del Hombre Araña para el emprendedor tenemos que:

Escuchar nuestra vocación

Cuando se descubre aquello para lo que hemos sido llamados hay cierta relación con la identidad y propósito que va más allá del status o dinero, por ejemplo. Y es que se relaciona intrínsicamente con nuestra realización personal.

Luego que Peter Parker se da cuenta que tiene un propósito en su rol como superhéroe se vuelve más seguro y confiado de sus poderes y habilidades.

Pero el camino no fue fácil : tuvo que adaptarse a sí mismo y vencer su timidez, inseguridades y su poca capacidad para relacionarse con otros jóvenes.

Aceptar el llamado

Aquí se trata de retar nuestro mapa e ingresar a un nuevo territorio, localizado fuera de la zona de seguridad, que nos mueve para evolucionar y crecer.

En la mayoría de los casos muchos son llamados para una misión que al ser dotados de una cierta genialidad, aceptaron el reto y la misión para explotar dicho talento. Peter Parker aceptó tal cometido como superhéroe; logró identificarse con dicho poder y decidió explotarlo al máximo.

Encontrar un mentor

Son las relaciones que ayudan a crecer y creer en uno mismo manteniendo la atención focalizada en los objetivos.
Para Peter, fue su tío Ben Parker, su gran mentor y estímulo cuya enseñanza se traduce en su frase antes de morir : “Un gran poder trae grandes responsabilidades”.

Enfrentarse a un reto

No existe un héroe sin un enemigo a quien derrotar. En este sentido, los poderosos enemigos del Hombre Araña el Duende Verde y Electro, pero la batalla más trascendental es la que tiene con él mismo al tener que escoger entre seguir con una vida normal como estudiante o ser un superhéroe.

Y así como los retos los enemigos son parte del camino que, muchas veces, son el reflejo de nuestros propios temores.

Encontrar los recursos para finalizar la misión

Los recursos son los valores, habilidades y competencias que uno está decidido a desarrollar para cumplir el reto o misión. Precisamente, uno de estos recursos para el Hombre Araña es la de ofrecer esperanza a las personas para que el bien triunfe sobre el mal.

A ello se agrega que Peter se las ingenió para crear un mecanismo de defensa y ataque como lo fue la tela de araña sintética que era lanzada desde sus muñecas.

Compartir la experiencia y conocimiento

Spider-Man es la inspiración de grandes y chicos para liberar al héroe que llevamos dentro. Es un ejemplo claro que señala que las personas “comunes y corrientes” pueden convertirse en extraordinarias si asumen sus retos y responsabilidades y luchan por cumplir la misión.

De tal modo que no se debe confiar en nadie más que en uno mismo. Todo lo que se necesita ya vive en uno, solamente hay que dejarlo salir.

Un héroe sin igual

El superhéroe Hombre Araña, Spider-Man, no solamente es uno de los integrantes del género de los personajes de fantasía más famosos y de larga data. Su historia condensa aspectos muy interesantes y poco conocidos dentro del universo del comic : creación, comercialización e impacto socio-cultural.

Fue una historieta de las muchas que tiene Marvel creado por Stan Lee y Steve Ditko, apareciendo por primera vez en la revista Amazing Fantasy (número 15, agosto de 1962). Y fue un personaje que rompía con el molde de las tradicionales historietas imponiendo nuevas fórmulas y reglas a las historias.

Y es que nunca dentro del mundo de los cómics, un adolescente tuvo tanto protagonismo como el superhéroe central, en este caso Peter Parker, quien vivía los típicos problemas de un joven en desarrollo, pero que además tenía una identidad secreta imposible de revelar.

A ello se agrega que era un estudiante muy inteligente, pero también un ser solitario y con miedos inclusive a la hora de acercarse a las chicas que despertaban su interés. Pero así logró captar la atención de los jóvenes estadounidenses.

Y cuando Stan Lee le presentó este proyecto al director de la editorial, Martin Goodman, éste lo rechazó inicialmente ya que tener como personaje a una araña sería mal visto y no llamaría la atención de los lectores. Pero ante tanta insistencia de Lee, Goodman accedió como una prueba colocando sus historias al final de la revista.

Su éxito fue tal que comenzó a tener su propia revista de historietas dentro de la década de los 70 donde abundaban los héroes de historieta como Hulk, Los Cuatro Fantásticos o Iron Man, que son los ejemplos de aquella época. Pero ninguno caló tan profundamente en el alma del público como el Hombre Araña.

Y como lo mencionó con gran sabiduría su tío Ben a su sobrino, poco antes de su asesinato : “Un gran poder trae grandes responsabilidad”.

Y así sucede con todos los éxitos que uno consigue en la vida, ya sea en el mundo personal, laboral o del emprendimiento. Todos tenemos un Spider Man dentro; solamente hay que dejarla salir y afrontar los retos.

Vía: altonivel
Foto: iruntheinternet

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion