Liderazgo ficción: La gestión de equipos de trabajo

Liderazgo ficción: La gestión de equipos de trabajoLa gestión de empleados es muy parecida a la creación de personajes de ficción o al menos esa es la tesis que se puede tomar de un ensayo del novelista Ellis Avery en el The Wall Street Journal.

Las técnicas que los escritores utilizan para delinear a sus personajes pueden ser utilizadas por los líderes para ayudar a forjar a sus subalternos  y así generar equipos efectivos. El sitio Inc dice que las preguntas que Avery propone en su ensayo se pueden adaptar para la gestión de equipos de trabajo para que los gerentes y directivos puedan descubrir cómo impulsar el talento de sus compañeros:

¿Qué quiere mi empleado?

 Esta pregunta descubrirá el motivo por la que el trabajador se comporta de tal o cual manera. Un buen líder sabe descubrir que es lo que impulsa a los miembros de su equipo para dar su mayor esfuerzo. ¿Es el reconocimiento, la experiencia, la paga?. De esta manera, el líder puede aprovechare estos incentivos para lograr que su equipo se esfuerce más allá del deber. Es decir, al saber cuál es el motivo de cada persona sabrá como “poner en marcha su historia”.

¿Qué impide que mi empleado obtenga lo que quiere?

 Esta pregunta responde a las áreas de oportunidad de cada miembro del equipo. Tal vez sea una falta de comunicación, fallas en el flujo de trabajo, incapacidad para delegar o trabajar en equipo. El punto es que tu subalterno no puede obtener lo que quiere porque aún tiene que seguir “el camino del héroe”, es decir, trabajar en ciertas cuestiones antes de llegar a la meta. Identificar estos obstáculos te permitirá ayudar a tu equipo a superarlos de manera individual y en favor del colectivo.

¿Qué debo hacer para que mi empleado consiga lo que quiere?

 Hay ocasiones en las que el líder no necesitará hacer nada para que progrese la labor de sus empleados, pero también habrá otras en las que será indispensable su participación.Inc apunta que jamás se debe hacer el trabajo de un empleado en su lugar, al contrario es más productivo dejar que se equivoque el solo y “echarle porras” para que logre superar sus miedos. En otras ocasiones habrá que desafiar al miembro de tu equipo para que logre superarse a si mismo.

Hacer  estas preguntas es un gran primer paso para ser un buen líder, pero lo más importante es escuchar a tus subalternos. Recuerda que no lo sabes todo y es indispensable prestar atención para descubrir cómo está funcionando un proyecto, si todos los miembros del equipo están dando su parte y así descubrir cómo se les puede guiar.

Fuente: Alto nivel

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion