Logística deteriora ingresos en Pymes

¿Sabe usted qué recorrido hacen sus camiones para entregar la mercancía?, ¿Conoce realmente las necesidades de sus clientes, las capacidades de carga y transporte de su empresa?

Al interior de una pequeña y mediana empresa (pyme) la logística representa casi un tercio de los gastos totales; a pesar de su vital importancia para el buen funcionamiento de la organización, no es tomada en cuenta por los empresarios, confiesan especialistas.

Actividades como el empaque, almacenamiento, transporte y la distribución del producto son parte de la logística de una organización; sin embargo, el cálculo de las pérdidas por logística puede variar de una empresa a otra, ya que dependen de la distancia que recorra el distribuidor, el medio de transporte que utilice y si la distribución es local o foránea, además de todos los factores externos que pueden influir en la entrega de la mercancía, como el tráfico.

“Debido a esto no existe un promedio en cuanto a las pérdidas por una mala logística en las pymes; por ejemplo, en distribuciones foráneas por carretera existen pérdidas entre 6% y 8% de los recursos de una compañía; en casos perecederos se llega a perder entre 25 y 30%; no obstante, en zonas urbanas esto disminuye a 1%”, detalla Santiago Macías, coordinador general de Compite.

Quien entienda cómo puede rentabilizar la parte de su distribución, almacenaje o transportación en una empresa tiene más posibilidades de subsistir en comparación del resto de sus competidores.

Si las pymes pusieran mayor atención en el foco de la logística lograrían hacer eficientes sus procesos hasta 12% o 15%, según menciona Carlos Hosoya, catedrático de la Universidad Anáhuac
del Sur.

Consejos prácticos
Medir, cuantificar y evaluar. Son los tres principales consejos para mejorar la logística en una empresa, según los expertos.

“Es necesario medir cuántos productos tengo en el almacén, cuánto tengo de materias primas, cuánto estoy entregando, en cuánto tiempo hago las entregas y cuánto me estoy tardando en vender. Porque cuando medimos empezamos a hacer conscientes de lo que significa el costo y de esta manera podemos empezar a trabajar en planes de mejora y de desarrollo de la PYME”, recomienda Macías.

Mantener una comunicación continua con el personal de su compañía, clientes y proveedores le permitirá tener un amplio panorama de qué es lo que está fallando en su PYME.

“Contrario a lo que muchos empresarios piensan, bajar los costos de logística no requiere de grandes montos de inversión, lo que se requiere es mejorar la organización”, enfatiza el coordinador de Compite. Tener un buen control de inventarios, organizar almacenes y llevar de una manera eficaz en tiempo y servicio el producto al cliente favorece los procesos logísticos.

Fuente: El Economista

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion