Los 6 autoboicots que todo emprendedor debe erradicar de su vida

Los emprendedores, antes de comenzar su startup, luchan contra una serie de situaciones muchas veces creadas por ellos mismos.

Ser emprendedor es querer ir más allá, hacer crecer un negocio, generar un cambio en el afuera y marcar una diferencia con una idea.

Pero existen típicos “autoboicots” a los que muchos emprendedores se enfrentan cuando están por dar el gran salto. Por eso, la red de trabajo freelance Workana elaboró un listado de seis autoboicots típicos de los emprendedores y cómo deberían ser combatidos.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. “Tengo la gran idea”

Es importante no caer en simplificaciones y pensar que la idea “es perfecta y no hay chances que no funcione”. Claro; es parte del entusiasmo del primer momento, pero hay que poder mantener los pies sobre la tierra para analizar con cabeza fría todas las variables que pueden conducirte al éxito, o al fracaso.

2. “¿Y si me la roban?”

Uno de los grandes temores de los emprendedores es que su idea sea robada. Y lo que tienen que tener en cuenta es que, si bien “la idea” juega un rol importante al emprender un negocio, no es definitoria. Lo esencial será cómo se lleve a cabo el proyecto.  Lo ideal es de vincularse con referentes que puedan orientar sobre la viabilidad del proyecto u oportunidades que ofrece el mercado.

3. “¿Un plan de negocios? ¿Para qué?”

Desarrollar un plan de negocios es fundamental para darle una guía al proyecto. Y además resultará esencial para salir a buscar financiamiento. Probablemente no sea lo más placentero del mundo, pero sin duda es de gran ayuda: sirve para trazar una ruta, evaluar oportunidades, dificultades y cómo hacerles para realmente analizar la viabilidad del proyecto.

Te puede interesar: Guía de consejos para nuevos emprendedores

4. “Mi socio es de confianza, no necesito dejar todo por escrito”

Independiente a quién hayas elegido como socio, se recomienda dejar todos los acuerdos por escrito: roles, responsabilidades, beneficios para cada uno, cuánto va a ganar cada socio con el correr del tiempo, qué pasa si uno de los socios quiere abandonar el emprendimiento, y todos los detalles operativos que hacen a la relación e interacción entre sí, y para con el proyecto.

5. “Todavía no es el momento”

Existe siempre esa sensació que falta recabar más información, que uno no tiene todos los conocimientos que debería, que hay encontrar al socio ideal antes de poder avanzar, que no se tiene el dinero necesario, y tantos otros “peros”. Esas excusas son parte del miedo a lanzarse al proyecto. Que se haga realidad o no depende del propio emprendedor.

6. “No encuentro el tiempo para dedicarme y avanzar con el proyecto”

Siempre hay tiempo, es cuestión de encontrarlo. No se habla necesariamente de 10 o 12 horas diarias sino simplemente de abocarse al menos un par de horas por día a trabajarlo.

Vía: apertura.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P