Los 6 estilos de liderazgo que todos los emprendedores exitosos usan

Para dirigir a un equipo de trabajo de manera eficiente es necesario aplicar varias técnicas y conocimientos de liderazgo que se puede aplicar según las características del estado del personal y su criterio respecto a las circunstancias externas e internas.

Un líder es una persona que influye en un grupo de la gente hacia el logro de un objetivo y motivando para actuar hacia el alcance de esa meta común donde los estilos de liderazgo diferentes causarán el impacto diferente a la organización.

El líder tiene que elegir el enfoque más eficaz del estilo de mando según la situación porque la manera de liderar es crucial para un éxito de equipo. Entendiendo estos estilos de mando y su impacto, te ofrecemos aquellos estilos de liderazgo que todo emprendedor debe aplicar en sus startups para ser el mejor líder.

1. Liderazgo estilo liebre

También llamado Liderazgo Coercitivo, tiene como principal característica que todo equipo de trabajo cumpla las tareas que ordena de forma inmediata, utilizando para ello instrucciones precisas y concretas, pero abusar de este estilo de liderazgo suele generar un mal ambiente de trabajo y desmotivación entre el equipo, ya que solamente actuarán por miedo a las represalias que se puedan tomar.

Debido a esto, únicamente se debe utilizar en momentos muy puntuales como pueden ser las situaciones de emergencia o crisis, en las que la capacidad de reacción inmediata es un factor determinante.

2. Liderazgo visionario o soñador

Este estilo de liderazgo trata de movilizar a la gente a través de su visión, haciéndoles ver cuál será su papel dentro la misma. El líder soñador tiene una imagen clara de hacia dónde quiere llegar e intenta que el equipo comparta esta misma forma de ver el futuro.

Suele ser el estilo de liderazgo más efectivo de todos (por la mejora que produce en el ambiente de trabajo) y, por tanto, es el que se debe utilizar la mayor parte del tiempo. Es especialmente recomendable utilizarlo en situaciones de transición importantes dentro de una empresa en las que sea necesaria una alta motivación e implicación del equipo.

3. Liderazgo ejemplar

El sistema de liderazgo ejemplar se basa en la máxima de utilizarse a uno mismo como ejemplo para dirigir personas. Normalmente se aplica en situaciones en las que es importante desarrollar colaboradores que tengan un nivel alto de desempeño, estableciéndose el líder como ejemplo a seguir. Es especialmente útil cuando los miembros del equipo se encuentran muy motivados y son verdaderamente competentes, por lo que no necesitan de una dirección sino de un ejemplo que marque unos estándares altos.

Te puede interesar ¿Gandhi o Hitler? : ¿Qué tipo de liderazgo le conviene a tu empresa?

4. Liderazgo estilo griego

Conocido también como Liderazgo Democrático se fundamenta en la idea de que las decisiones se deben de tomar de manera conjunta entre todos los miembros del equipo. Por ello, las personas que siguen este estilo de liderazgo tienden a reunirse con frecuencia con todos los miembros de su equipo. Este estilo es especialmente útil en situaciones en las que el jefe de equipo no tiene una idea clara de cuál es el enfoque que se debe adaptar ante una situación o en equipos con niveles altos de competencia.

5. Liderazgo amoroso

La persona que es amante de su negocio se preocupa por las relaciones y cómo estos vínculos puedan crear la sinergia suficiente para un entorno de trabajo fructífero. Este estilo puede ser un enorme impulso para la moral donde todo el mundo aprende a entender y trabajar con los demás.

Es un estilo que se basa en construir también lazos emocionales en el grupo, potenciando así armonía entre sus miembros para la creación de un ambiente de trabajo agradable. El principal problema surge cuando las personas que utilizan principalmente este estilo de liderazgo se enfrentan a situaciones en las que el rendimiento del equipo o de alguno de sus miembros es inadecuado y deben dar feedback negativo.

6. Liderazgo Coach

Es un estilo de ser líder que busca el desarrollo profesional de los miembros del equipo de trabajo. Para ello, el emprendedor los ayuda a identificar sus puntos fuertes y débiles y a establecer metas a largo plazo en su carrera profesional. Para ayudarles con esta tarea continuamente les proporciona feedback y orientación sobre su desempeño profesional.

Así pues, allí lo tenemos, seis maneras de manejar su equipo. Sea cual sea el estilo que se elija, lo más importante es que el equipo al que se lidere se sienta feliz e inspirado para hacer el trabajo por el propio emprendedor. ¿Ya lo vienes haciendo en tu negocio?

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Vía: lifehack.org