Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

habitos33

No hay mejor inversión que mejorarse como profesional. Desarrollando nuevos y mejores hábitos podremos sacar adelante muchos proyectos y plantearse nuevos objetivos. Hoy veremos 7 hábitos de la gente altamente efectiva, planteados por el conferencista y profesor estadounidense Stephen Covey. La efectividad según como la plantea Covey, no es obtener todo en corto tiempo, sino en mantener un correcto equilibrio en todas las áreas de tu vida.

Hábito 1.- Ser Proactivo

Ser proactivo significa tomar responsabilidades, tanto laborales como personales. Una persona proactiva tiene pleno control de sus decisiones, basándose en los valores que posee. Hay que evitar ser una persona reactiva, que no se hace responsable de las consecuencias de los actos, usando las excusas como método de defensa.

Si es de las personas que usa frases como: “el gerente me hace enojar” trate de cambiar esos hábitos dañinos. Una persona es responsable de la forma como canaliza sus emociones. Enojarse también es decisión suya.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Hábito 2.- Con una meta en mente

Es necesario comenzar cada día con una meta clara que deseamos cumplir, para poder llevar una dirección correcta. Tener un objetivo hará que al final del día podamos evaluar que tanto hemos avanzado para lograrlo. Pregúntese constantemente que desea lograr y cuál es la mejor manera para lograrlo. Explore sus motivaciones, evite hacerlo por motivaciones externas, que son cambiantes y nada seguras. Las motivaciones internas no pueden ser robadas o perdidas.

Hábito 3.-  Jerarquiza

Para ser altamente efectivo es necesario manejar nuestro tiempo de acuerdo al objetivo que deseamos alcanzar. Estar todo el día estresado, viendo papeleo y en crisis constante es igual de malo para nuestro futuro que estar sin hacer nada. No pierda el equilibrio, la recreación y las relaciones sociales son vitales en una vida productiva¿Cómo lograrlo? Haga una lista de todos los roles que tiene: Padre, hijo, empleado, voluntario etc., Trate de no descuidar ninguno de esos aspectos, poniéndose metas y horarios.

Hábito 4.- Piense en ganar/ganar

La mentalidad de ganar no implica el hecho de hacer perder al otro, una buena negociación es una en las que ambas partes salgan favorecidas. Quizás pueda conseguir más, pero recuerde que aprovechándonos de los demás perderemos la confianza de la persona en un trato a futuro, y eso es perder. Vea la situación desde la perspectiva ajena, y comparta sus dudas e inquietudes. Si usted desarrolla su credibilidad estará invirtiendo en sus relaciones a largo plazo.

Hábitos 5.- Entienda antes de ser entendido

Una comunicación efectiva es un hábito que se debe reforzar, escuchar para entender. Es muy común el escuchar para responder, buscar errores que refutar, etc. La empatía es una herramienta muy poderosa, ponerse en el lugar de la persona da más información de la que se imagina. Entenderlo beneficiará en la creación de lazos que harán posible una negociación ganar/ganar.

Hábito 6.- Sinergia

La sinergia como hábito es la cooperación y el trabajo de grupo que no puede faltar en tu vida. Reunir varias perspectivas con respeto mutuo genera un ambiente abierto para que las personas puedan participar y buscar la mejor alternativa posible con la mentalidad de ganar/ganar. La gente que solo se rodea con personas que le dan la razón tiende a equivocarse mucho en sus decisiones.

Hábito 7.- Afilar la sierra

El hábito de renovarnos no puede quedar fuera. La constante efectividad y búsqueda de metas hace que a veces nos olvidemos de “afilarnos” es decir repotenciarnos en 4 importantes áreas.

-Física: No implica tener el cuerpo de un actor juvenil, pero un correcto equilibrio de ejercicios y dieta sana ayudará a su organismo en el momento del trabajo.

-Espiritual: Cuidar sus valores, revisar su misión personal, meditar, rezar o admirar la naturaleza hará que su espíritu no se insensibilice por las presiones de la oficina.

-Mental: En actividades como la lectura y escritura su mente se “afila”, para no tener una mente mecánica que solo sigue rutinas.

-Social: Busca interacciones diarias positivas con los demás, un ambiente cómodo hará que usted y sus trabajadores rindan más.

Ponga estos hábitos en marcha y pronto se dará cuenta de los resultados.

Compártanos sus apreciaciones en los comentarios

comments

Autor entrada:

Deja un comentario