Los 7 secretos de los judíos para ser exitoso en los negocios

Cómo los principios bíblicos pudieron convertir a los judíos en prósperos comerciantes.

negocios de éxito

Dentro del mundo se conoce el éxito de los judíos para ser eficientes, ya sea por su forma de pensar, actuar y sobre todo por su superación personal. Y es que ser judío va más allá de un simple gentilicio, religión o simplemente raza: ser judío es una filosofía y objetivo de vida.

Por ello que no debe sorprender que la comunidad judía en todo el planeta tenga tanto éxito en los negocios y sean personas de éxito y, algunos de ellos, multimillonarios. Y todo eso se debe al Torah, también conocida como La Ley de Moisés, que es el documento más importante de la religión judía, el cual está escrito en hebreo y que involucra la totalidad de la revelación y enseñanza divina otorgada al pueblo de Israel.

Precisamente, basados en dichos principios bíblicos, te mostramos algunos secretos de los judíos para ser tan exitosos en los negocios.

1. Cumplir con los deberes

Bajo los principios del Torah, el emprendedor aprende a preguntar el “por qué” y a asegurarse de haber entendido las cosas. Estudiar no es suficiente., sino también es importante cumplir con los deberes de todo buen negociante: investigar la competencia, probar el mercado, etc.

Te puede interesar: Cómo saber si una idea tendrá éxito para los negocios

2. Tratar a los empleados con justicia

Una de las partes más difíciles de dirigir una empresa es lidiar con los empleados que pueden ser muy demandantes (aumentos, vacaciones, gastos, conflictos y más) . Pero la Torah también enseña no aprovecharse de los empleados: “No defraudarás a un empleado pobre y desamparado, ya sea uno de tus hermanos o un prosélito que está en tu tierra” (Deuteronomio 24:14). Por eso el judío trata siempre a los empleados con igualdad y justicia.

3. Tener el mejor nivel de atención al cliente

Los judíos utilizan un estándar muy simple para la atención al cliente: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18). Mientras que muchas empresas debaten sobre qué política de atención al cliente utilizar, seguir este estándar es la mejor manera de construir una base de clientes fieles a largo plazo.

4. Ser honesto con los clientes

En el Torah se señala: “Tendrán balanzas calibradas y utilizarán pesos correctos” (Levítico 19:36). Esto enseña que nunca se deben engañar a los clientes en vista que muchas veces los emprendedores se enfrentan a situaciones en las que pueden aumentar el beneficio recortando cosas o aprovechándonos del cliente de formas que jamás descubrirá.

5. Actuar siempre como si estuvieran observándote

Si estás en el cajero y recibes un billete de US$100 en lugar de uno de US$10. ¿Te quedas con el dinero que recibiste por error o lo devuelves? ¿quién se enterará?
Pero los ancestros del pueblo de Israel dicen.  “Debes saber lo que está sobre ti: un ojo que ve” (Ética de los padres 2:1). Cuando entiendes que alguien siempre te está mirando, entonces se dirige la empresa y la vida personal siempre con honestidad.

6. Construir una reputación de integridad y honestidad

Bajo estos principios bíblicos, no existe mayor tentación de engañar que en el marco comercial, en donde uno puede obtener más ganancias. Si se puede superar esa gran tentación, se alcanzará un alto nivel de perfeccionamiento de la personalidad, algo que los demás valorarán. Y es que cuando la persona es honesta, el negocio crece.

7. Ser humilde

El judaísmo también enseña que debemos ser humildes. Y si el orgullo se entromete en el camino hacia el éxito y si todos cometen errores, se debe aceptar y alentar la crítica, particularmente de los empleados que entienden el negocio mejor que nadie. Entonces, al ser humilde se creará un entorno que incentiva las sugerencias y las críticas lo que mejorará mucho el negocio y la empatia de los clientes.

Vía: aishlatino.com
Foto: americaeconomia.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados