Los 7 tipos de líderes positivos, ¿con cuál te identificas?

Quizás en estos perfiles verás que te sonarán tanto que es probable que tu jefe sea uno de ellos. ¿O eres parte de uno de estos modelos de liderazgo?

El liderazgo es algo muy importante dentro de la empresa, ya que sin un buen líder es muy complicado que una empresa funcione correctamente o que a la hora de trabajar en equipo todo fluya con normalidad.

Por eso que en el entorno empresarial existen muchas formas de liderar una organización o un grupo de personas hacia un objetivo determinado. Muchas veces ocurre que las empresas terminan adaptándose al estilo de trabajo de sus líderes, en vez de ellos adaptar sus cualidades de mando a las necesidades específicas de la organización.

Así que hay casi tantos estilos de liderazgos como líderes en el mundo económico. Lo importante es saber discernir entre los estilos negativos y los positivos para el desarrollo del negocio. Aquí te mostramos los tipos de liderazgo positivo que con más frecuencia se encuentran en las empresas.

1. Líder carismático

Es quien es capaz de transmitir altas dosis de entusiasmo a los miembros de su equipo, a la vez que tiene una gran capacidad para llevarlos hacia la consecución de un objetivo común. Sin embargo, como toda la atención de la organización suele estar centrada sobre su figura, el resto del equipo queda relegado en un segundo plano meramente operativo.

2. Líder democrático

Aunque tenga siempre la última palabra, está abierto a recibir todo tipo de sugerencias y propuestas provenientes de su equipo de trabajo. Este tipo de liderazgo tiene dos ventajas principales: aumenta la autoestima de los miembros de una organización y desarrolla su talento en áreas determinadas, con lo cual todo el equipo sale beneficiado.

3. Líder ‘que deja hacer’

Es un líder que generalmente no controla directamente el trabajo que desarrolla su equipo de trabajo pues confía ‘ciegamente’ en las competencias y habilidades de cada uno de los miembros del equipo. Es un estilo de liderazgo que ofrcee buenos resultados cuando todos los miembros están involucrados y saben lo que tienen que hacer.

4. Orientado hacia el equipo

Su máxima prioridad es organizar, motivar y dirigir a los miembros de un equipo concreto. Además, el trabajo en equipo, la creatividad de sus miembros y tiende puentes que mejoran la comunicación. Sin embargo, llevado al extremo, pierde de vista el objetivo general del proyecto o de la organización.

Te puede interesar: 5 claves del liderazgo de Martin Luther King Jr.

5. Orientado hacia el proyecto

Son personas muy orientadas hacia la realización de un trabajo concreto, pero veces descuidan el apartado humano que implica todo equipo de trabajo y, en el peor de los casos, comparten características con los líderes autoritarios. Asumen toda la carga del proyecto, dividen y organizan, asignan roles y supervisan los resultados.

6. El gestor

También conocido como líder ‘transaccional’, es quien premia o castiga a los miembros de su equipo en función de su progreso. En este sentido, puede establecer un sistema de incentivos en aras de conseguir determinadas metas o incluso penalizar a las personas que no alcanzan los objetivos prefijados. Es un tipo de persona que se enfrenta a limitaciones a la hora de entender y potenciar conceptos como trabajo en equipo, creatividad o desarrollo personal.

7. Liderazgo transformador

Estos líderes tienen una gran capacidad de comunicación y saben delegar responsabilidades entre los miembros de su equipo. Aunque tienen un entusiasmo contagioso, a veces necesitan ser motivados por otros miembros de su organización. Muchas organizaciones necesitan de líderes gestores como el referenciado con anterioridad y transformadores.

Vía: gestion.pe

[socialpoll id=”2463867″]

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL


Artículos Relacionados