Muestra confianza en ti mismo con tu lenguaje corporal

lenguaje corporal

¿Qué es lo que ven las personas cuando entras en una habitación? Con un poco de suerte, ven a un hombre de negocios confiado y realizado. Pero, si no cuidas tu lenguaje corporal, podrías proyectar una imagen muy diferente. Tú, y solamente tú, puedes controlar el mensaje que transmites a los demás. Si transmites la imagen de una persona segura y creíble, las personas te considerarán como tal. Los hombres de negocios más brillantes son los quienes manejan perfectamente su lenguaje corporal. Aquí te dejo 3 consejos que te pueden ayudar a modificar tu lenguaje corporal para dar la impresión de una gran confianza.

1. Mantén una postura segura

La clave de una presencia segura y confiable se basa en la postura. Para tener una postura segura, asegúrate de mantener las piernas en la alineación de tus hombros. Tus piernas deben estar abiertas de 10 a 15 centímetros. Mantén tus hombros ligeramente atrás y posiciona tu cuerpo de manera a estar frente a tus interlocutores. Esta postura muestra que tienes confianza en ti mismo y que estás abierto a la persona con la cual conversas. Nunca adoptes una posición de sumisión cruzando las piernas o los brazos o apoyando todo tu peso sobre una de tus piernas.

2. Cuida tus manos

Una parte importante del manejo del lenguaje corporal consiste en saber lo que dices con tus manos. La última cosa que deseas es ofender a alguien señalándolo con el dedo. Señalar a alguien con el dedo puede parecer muy agresivo, pero muchas personas lo hacen sin darse cuenta que este gesto puede ofender o intimidar a los demás. Cuando explicas una idea, puedes señalar con la palma de tu mano abierta y los dedos juntados, este gesto no será percibido como agresivo ni ofensivo. Muchas personas ponen sus manos en sus caderas, pero esta postura les da un aire arrogante o impaciente. Si tienes la costumbre de jugar con tu cabello, dar golpecitos en la mesa con tus dedos o jugar con tu lapicero cuando te encuentras frente a un grupo de personas, recuerda que este comportamiento está a proscribir ya que es señal de nerviosismo.

3. Cuidado con la expresión de tu rostro

Las expresiones faciales de algunas personas pueden ser muy austeras y no comunican lo que realmente sienten. Tener un rostro severo puede tener repercusiones en tu carrera, la gente te evitará pensando que estás molesto con ellos o estarán a la defensiva cuando hablarás con ellos. Estas situaciones pueden impedirte construir buenas relaciones con tus colaboradores. Lo que puedes hacer para mejorar es escuchar los comentarios de tus amigos y colegas.

Aunque sea perfectamente normal estar nervioso durante una negociación o una entrevista de trabajo, debes aprender a controlar tu cuerpo para que tu falta de confianza no se transparente a la hora de gesticular.

¿De qué otra forma mostrarías confianza en ti mismo?

Vía: journaldunet.fr

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion