Niño indígena vendía ajos y hoy es millonario

Algunos de los más ricos comenzaron desde abajo y construyeron su propia riqueza; Luis Alfonso Chango es uno de ellos, un ejemplo de perseverancia en la vida para salir de la pobreza y alcanzar el éxito.

millonarios

En Ambato, a tres horas al sur de Quito, Ecuador, un indígena, Luis Alfonso Chango, revolucionó la vida de su comunidad. De vender ajo desde los 5 años de edad, pasó a manejar una cooperativa de crédito exitosa y fundar un equipo de fútbol de primera división. Esta es su apasionante historia.

Son muchas las historias de personas exitosas que alcanzaron el éxito a pesar de haberse criado en pobreza y sin ninguna oportunidad en la vida, logrando enfrentarse a sus desfavorables circunstancias y convertirse en millonarios.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Podemos decir entonces que Luis Alfonso Chango es “un hombre hecho a si mismo”, que simplemente no creía en imposibles y rompió con todos los paradigmas establecidos.

Origen humilde

Nació en una comunidad indígena llamada Chibuleo, localizada en la ciudad de Ambato. De niño vendía ajos en los mercados y le gustaba mucho practicar al fútbol. “Recuerdo que acompañaba a mi papá a vender ajos al mercado de la ciudad y en el bus nos teníamos que sentar en el fondo, el lugar para la gente como nosotros. Como los negros en Estados Unidos, el racismo, la discriminación, estaba por todos lados”, señala.

Cuenta también que su pueblo estaba compuesto de cien familias indígenas que vivían de la cosecha de frutas y el pastoreo, pero dentro de un ambiente de pobreza extrema. “De los 15 hermanos, 7 sobrevivieron. A los 7 años, pude comprarme un cuaderno y fui a la escuela; allí mis compañeros pensaban que éramos inferiores, y en mi propia comunidad, en mi propia familia, me decían de no contestar”, recuerda.

Te puede interesar De mendigos a millonarios : historias de famosos que alcanzaron el éxito

Ya en el colegio, a los 13 años, eran tres niños indígenas, de 400 alumnos, pero el pequeño Luis era rebelde, no dejaba que lo humillen.” No era bueno como estudiante, pero era el mejor en deporte : jugaba al fútbol y daba codazos, representaba mi colegio en competiciones intercolegiales”, asevera con orgullo.

Lo cierto es que Luis termino convirtiéndose en el mejor alumno de su clase, siendo así el primer indígena de su comunidad en graduarse de la secundaria. Luego asistió a la universidad con una beca para egresarse de abogado, y tiempo después gracias a otra beca logró asistir a una escuela de negocios del extranjero consiguiendo una Maestría en Finanzas.

millonarios

Sus proyectos empresariales

Aproximadamente a la edad de 25 años, Luis fundó junto a unos socios con un capital muy bajo pero con una gran visión la Cooperativa de Ahorro y Crédito Mushuc Runa (que significa “Hombre Nuevo” en quechua), Luis comenta que sacar adelante el proyecto fue extremadamente duro, debido a la desconfianza de las entidades encargadas de aprobarlos legalmente, y solo en trámites que se demoraron alrededor de 2 años por la insoportable burocracia de ese entonces.

A pesar de todo y contra todo, Luis y sus socios lograron sacar adelante su negocio bancario, y actualmente es el presidente vitalicio de la cooperativa que tiene mas de 115 millones de dolares de capital en activo fijo. Además, Chango posee varias empresas aliadas entre ellas: un negocio de compra-venta de automóviles, otro de venta de electrodomésticos; un negocio de venta de materiales de construcción, y hasta un supermercado.

Habiendo roto todos los esquemas y llegado muy lejos en el mundo de los negocios, Chango consideró que aún le faltaba un último sueño por cumplir que tenia desde niño : ver jugar a un equipo indígena en el fútbol profesional.

¡Y qué mejor forma que tener su propio equipo de fútbol! Fue en el 2006 al fundar Mushuc Runa Sporting Club, que hace dos años ascendió a la serie “B” del Fútbol Ecuatoriano, convirtiéndose así en el primer equipo profesional dirigido por indígenas.

Vía: todosobredinero.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments