No dejes que tu ego limite la capacidad para tener éxito

ego

Un fuerte deseo de ganar es un ingrediente necesario en la fórmula para llegar a tener éxito.

La única manera de lograr este gran objetivo es atacar por completo con todo lo que uno tiene. Sin embargo, cuando se invierte mucho de sí mismo en una sola meta se hace más fácil para que el ego mate la confianza por lo que dejará a uno en un estado de parálisis mental.

Al ser impulsado por el ego no es necesariamente un mal paso si es alimentado por las fuentes adecuadas de motivación. Pero sus objetivos tienen que nacer desde dentro y estar dirigido al mundo exterior.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Precisamente, en un artículo en el sitio web entrepreneur.com, Jeremy Bloom, co fundador y CEO de Integrity, una empresa de proveedor de software y servicios en comunicación, relata que en el otoño del 2004, leyó un libro de Wayne Dyer, “El poder de la intención” donde la llamó la atención una sección donde Dyer escribió acerca de renunciar a la necesidad de ganar.

También te puede interesar: 5 tácticas para atraer más poder a tu vida

“Mi primera reacción fue que.. ¡ese hombre ha perdido la cabeza!. ¿Por qué debería uno renunciar a la necesidad de ganar? Lo cierto que eso es lo que hoy define mi vida y me motivó a llegar tan lejos, fue el fundamento de toda mi carrera deportiva”, explica Bloom.

Después de digerir esta auto-revelación, se obsesionó con averiguar maneras de disminuir el valor que las fuerzas extrínsecas alguna vez habían ocupado su vida.

“Hice cosas que estaban completamente fuera de mi zona de confort, tales como ayudar a mis compañeros competidores con consejos sobre las condiciones del curso y hablar abiertamente de mis secretos de entrenamiento. Empecé a centrarse más en lo que yo quería llegar a ser, un destacado deportista”., agrega.

Aprender a estar motivados internamente

Recordemos lo que una vez Steve Jobs dijo a la clase de graduación en Stanford en el año 2004:

“Su tiempo es limitado, así que no lo pierdan viviendo la vida de otra persona. No se dejen atrapar por el dogma, que es vivir según los resultados del pensamiento de otras personas. No dejes que el ruido de las opiniones de los demás ahogue vuestra propia voz interior”.

Al respecto comenta Bloom: “Si eres un apasionado de algo, debes atacarlo y permitirte estar en contacto con la parte de ti que realmente quiere sentir placer de lo que se está haciendo. Parte de lo que me ayudó a hacer el cambio a la motivación intrínseca se reflejaba en mi temprana amor del esquí. Crecí en el mundo del esquí con mi familia, y fue muy divertido. Mi abuelo me enseñó a esquiar lanzando caramelos tamaño miniatura por la montaña. ¿Qué podría ser más divertido para un niño de 3 años?”.

También te puede interesar: ¿Realmente el poder hace cambiar a las personas?

Así que con el paso del tiempo, Bloom empezó a intersarse en la filosofía de la motivación intrínseca.

” Cuando estaba esquiado, me parecía que todo era más fácil para competir en el nivel más alto porque mi fuente de motivación era pura. El pensar menos sobre el ganar sin duda que bloqueó todas las distracciones externas, tales como los medios de comunicación y las expectativas”, enfatiza.

Vía: entrepreneur.com
Foto: ansomeeting.org

Artículos Relacionados

comments