Open English: De estudiante fracasado a millonario

Es el fundador de una de las empresas más conocidas y exitosas de los últimos años en el tema del aprendizaje del idioma inglés. Esta es la historia de Andrés Moreno.

El fundador de Open English nació en Venezuela en 1982, de padre diplomático por lo que él y su familia vivieron en nueve países. Así que Andrés Moreno estuvo muy en contacto con los idiomas y otras culturas.

Esto fue una influencia muy fuerte para que se inclinara al campo de los idiomas. En cuanto a sus estudios siguió la carrera de Ingeniería Mecánica y Producción en la Universidad Simón Bolívar de Caracas, pero no culminó con la carrera.

Pero desde su infancia tuvo contactos siempre con el idioma inglés en vista que vivió casi 4 años en Maryland, Estados Unidos, porque su padre trabajaba en Washington con la OEA.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




“Mi pasión por los idiomas viene de esos viajes. Viajar por el mundo no solo te abre la mente a distintas culturas y personas, sino que también te lleva a mezclar un poco los distintos lugares. En esos viajes aprendí esloveno, italiano, inglés y ahora aprendo portugués porque viajo mucho a Brasil, donde tenemos el mayor mercado para el negocio“, recuerda el exitoso  emprendedor de 35 años.

Idea millonaria

Así que Moreno decidió empezar un proyecto con el cual ofrecería la enseñanza del idioma inglés inicialmente enfocándose a personas de cargos importantes y solvencia económica como ejecutivos de empresas. Todo desde un pequeño apartamento en Caracas desde el cual convocaba estudiantes universitarios estadounidenses y que quisieran vivir y trabajar en su país.

Por ello les enseñaba el idioma español y a cambio ellos enseñaban el idioma inglés a ejecutivos sobre todo de empresas multinacionales. Este proyecto se llamó Optimal pero tres años después pasó a llamarse finalmente Open English.

Así que se puso en contacto a los mejores profesores norteamericanos del mundo con estudiantes de toda América Latina para el aprendizaje del idioma inglés a través de clases en vivo por Internet, las 24 horas del día. Pero para lograr el éxito, no fue un camino fácil.

Con menos de US$ 1,000, en el 2011, Andrés llegó a California y empezó a conseguir pequeños cheques de $US 10,000 a 20,000 mes a mes para terminar la plataforma. Dos años después, ya había levantado más de $US 120 millones de inversión. Con ese capital pudieron expandirse y hoy en día Open English está en 21 países en toda América Latina.

“Ya no tengo ese mismo perfil de riesgo. Si vamos a hacer algo planificamos muy bien cada paso. La planificación es el aprendizaje que vino de cometer errores”, señala.

Te puede interesar: 10 fabulosos cursos online gratuitos para estudiar inglés

Cabe anotar que México es uno de los tres mercados más grandes de Open English junto con Brasil y Colombia. Hasta ahora más de 600,000 alumnos se han inscrito en los programas anuales de esta empresa de aprendizaje de inglés que se ha convertido en la más grande de la región.

Claves del éxito

Tal es así que en los últimos 18 meses pasaron de ser una empresa que únicamente se enfocaba en el cliente individual a una empresa que ya atiende a 500 corporativos que tienen a sus empleados estudiando inglés en la plataforma. “El 95% de las personas que terminan un curso digital consigue empleo. Esto es el mejor validador”, sostiene.

Y sin duda, los dos atributos más importantes que han llevado a Andrés Moreno al éxito son perseverancia y pasión. “Las cosas a veces no salen a la primera, ni a la segunda. A mí no me han salido ni a la tercera, cuarta o quinta, sino a la décima vez. Hay que seguir perseverando porque es la única manera de lograr las cosas”, asegura.

Y aclara que no se debe hacer lo mismo 10 veces igual, sino pivotear y darle la vuelta a la idea. “Y tener pasión porque como emprendedor tienes que vender tu visión, saber comunicarla, hablar con potenciales inversionistas, socios o empleados, armar un buen equipo y una red de apoyo“, añade.

En cuanto a su vida personal Andrés conoció a su esposa Nicolette Rankin en Los Ángeles y su boda se llevó a cabo en el 2006 y es ella quien se encargó desde un principio del diseño de Open English y también tuvo un papel importante al conseguir inversionistas estadounidenses para el proyecto de su esposo, hoy millonario y cuya empresa está valorado en US$ 350 millones.

Vía: inversian.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P