7 lecciones del póker que te ayudarán a tener éxito en los negocios

Su filosofía o manera de entender el juego va más allá y se cuela de lleno en el mundo de los negocios y empresas como un modelo aplicable de éxito.

A mediados de la década de los años 2000, un estudiante de la Universidad de California en Berkeley, llamado David Daneshgar, empezó a jugar al póker profesional y pronto empezó a ganar mucho dinero.

Así, entre el 2005 y 2009, ganó cerca de 2,5 millones de dólares en los juegos profesionales. No en vano, en el 2006 se convirtió en el quinto mejor jugador del mundo.

Luego de retirarse del circuito profesional y de las partidas ilegales de Hollywood, fue a la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago para estudiar un MBA que, tras su graduación, él y sus dos amigos Farbod Shoraka y Gregg Weisstein fundaron BloomNation, un mercado en línea similar a Etsy, pero centrado en los floristas locales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Según él, otros servicios de entrega cobran unas altas tarifas que perjudican a los floristas, mientras que BloomNation ayuda a las empresas locales a encontrar clientes sin ningún esfuerzo adicional.

Lo cierto es que la startup superó el millón en ventas el año pasado y continúa creciendo entre un 15 y un 30% cada mes. Ha recibido 7,2 millones de financiación de empresas de capital de riesgo de Silicon Valley. Pero, ¿cómo ha logrado tener tanto éxito en los negocios?

El secreto está en las habilidades que aprendió Danesghar mientras jugaba al póker y qué fue según él lo que le ayudó a lanzar y hacer crecer BloomNation. Estas son sus 7 lecciones.

1. Dejar las emociones a un lado

En el poker, hay que sentarse, observar, analizar y tomar decisiones en cuestión de segundos. No se puede ser emocional y permitir que una pérdida presione. Daneshgar dice: “Hay que ser frío y tomar decisiones que podrían involucrar a la compañía. Mientras jugaba he tenido que tomar decisiones que me podrían haber hecho perder 1 millón de dólares. Ahora puedo calcular las cosas y tomar decisiones difíciles sin sentirme presionado”.

2. Leer a la gente y buscar patrones

Cuando uno es capaz de calcular las probabilidades, lo único que hace falta es ser capaz de leer a la gente. “Después de hacer una lectura inicial de un competidor, tienes que ir más allá e intentar averiguar lo inteligente que es y cuántos pasos por delante se cree que está. Si es lo suficientemente inteligente, sabrá que sé lo que sabe. Es como una manipulación psicológica, un juego de la teoría de juegos”, asegura.

3. Aumentar la capacidad de ejecución

Danesghar señala que al final del día, todo se reduce a la ejecución: “Si ves que el pulso de tu oponente se está acelerando, y luego revela que tiene una mano buena y su pulso se vuelve a relajar, esto significa que su pulso se acelera cuando miente. Pero si estás arriesgando US100.000 en la decisión que estás a punto de hacer, ¿puedes verlo? No es más que ejecución”.

4. Encontrar al menos inteligente

En una negociación, lo primero que se necesita averiguar es cuál es el participante menos inteligente. “La mayoría de los jugadores pueden sentarse en una mesa y averiguar cuáles son las habilidades del resto de jugadores en tan solo 30 segundos. En la mesa de negociación, esa habilidad no tiene precio“, advierte.

Te puede interesar: 22 Lecciones de negocios del hombre más rico de China

5. No creer que se puede seguir un guión

Mientras estudiaba en Berkeley, Daneshgar impartió una clase sobre la probabilidad y la estadística del juego. Sus estudiantes le hacían preguntas específicas sobre las manos del poker, tales como, “Yo tenía dos reinas. ¿Qué debería haber hecho?“. Este afirma que esas son el tipo de preguntas que no se deben hacer. En su lugar, se debería preguntar, “¿Cuántas fichas tenías? ¿Cómo de agresivo era el otro jugador? ¿Qué percepción tenían los otros jugadores de ti?” Lo mismo sucede con los negocios. “No hay un guion en los negocios, al igual que tampoco lo hay en el poker“, dice.

6. No es solo dinero

Cuando tenía 24 años se reunía con actores, celebridades y empresarios importantes mientras jugaba partidas ilegales en Hollywood. Sin embargo, con la excepción de Jerry Buss, el antiguo propietario de Los Angeles Lakers, quien más tarde escribió su carta de recomendación para la facultad de negocios, no intentó forjar amistad con ellos. Asegura: “Yo estaba allí exclusivamente para ganar dinero. Por eso que las relaciones personales son muy importantes en los negocios con los clientes e inversionistas, así como en el póker, pues se necesita construir relaciones con todas las personas presentes en la mesa”.

7. Reinventarse en cada mesa

También Danesghar dice que a Estados Unidos le encantan las remontadas. No importa quien uno sea, lo que se haya hecho, o lo que se planee hacer, se puede cambiar el camino: “En el poker, sucede lo mismo. Puedes reinventarte en casa mesa y no se puede permitir que una mala racha afecte a tus movimientos futuros”.  Por eso que en una startup se tienen que asumir riesgos, pero tampoco pasarse. Lo mismo sucede en el póker. “Si has perdido una mano antes, y no eres capaz de jugar la siguiente sin estar afectado por lo que sucedido, entonces vas a volver a perder“, señala finalmente.

Vía: es.insider.pro

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P