Presidente de IPAE asegura que el 2017 va a terminar como un año malo, pero el 2018 será mejor

Julio Luque comenta los desafíos de desarrollo del Perú que hoy intenta discutir y resolver desde la asociación, que cambia de enfoque tras la venta del instituto.

IPAE ahora apunta a cambiar su imagen luego de su venta al grupo Intercorp en el 2014, lo que le permite enfocarse únicamente en la promoción del desarrollo empresarial y social.

En sus inicios, hace 58 años, IPAE se percató de la necesidad de un instituto para formar empresarios y emprendedores. Con el tiempo, la oferta aumentó y dejó de ser necesario quedarse con uno. De tal modo que ahora la entidad busca promover el desarrollo y competitividad.

En este sentido, Julio Luque, presidente de IPAE, habla sobre los problemas estructurales que enfrenta el Perú y las perspectivas de cambio para este y el próximo año.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Problemas estructurales

Entre este tipo de problemas que ha encontrado en el país, Luque asegura que uno de los temas es la institucionalidad. Señala que el desarrollo económico que el Perú ha tenido en los últimos 25 años ha sido un caso exitoso. Sin embargo, es claro que no ha ido acompañado de ciertas instituciones que garanticen la sostenibilidad de este proceso en el futuro.

En general, el Poder Judicial, la Fiscalía y otras instituciones nos preocupan. Nuestro comité de institucionalidad está viendo hacer algunas propuestas y el tema estará muy presente en la próxima CADE“, señala y agrega que el optimismo de los CEO peruanos cayó a su menor nivel en el segundo trimestre de este año desde que PPK asumió el gobierno.

Para Luque, existe un gap muy grande que luego de cinco años de un gobierno mediocre que no confiaba en la inversión privada, ingresa PPK con gente pro-mercado y preparada. “Yo creo que ahí la expectativa se desbordó en el sentido de que los resultados los vamos a ver en tres meses. Eso no era razonable”, admite.

Recuperación económica

En este punto, Luque explica que el gobierno fue optimista en pensar que iba a destrabar los proyectos en tres o cuatro meses. Pero es claro que en este momento se ha tocado fondo por lo que de aquí para adelante es ganancia. “Lo cierto es que el proceso de reconstrucción tendrá un efecto positivo. Creo que algunos de los proyectos por fin se van a comenzar a destrabar. Va a terminar como un año malo; el 2018 será mejor. Es un optimismo racional, comenta optimista.

Y sobre si existe algún sector que podría recuperarse este o el próximo año, el ejecutivo señala que lo primero que debería reactivarse es consumo masivo, dado que el consumidor rápidamente puede tomar esa decisión de compra sin estar seguro que la economía se haya recuperado.

Te puede interesar: CEO de ProInversión señala qué es viable una cartera de proyectos por US$10 000 millones para el Perú

Por eso que Luque confía que el retail, que involucra actividades de este tipo, se recuperará al inicio del 2018. Y será el retail de productos con tickets mayores que puede demorar más, pero al final se recuperarán los mercados de autos y vivienda, este último un sector muy golpeado en los últimos tres años.

Agrega que mucho de esto está vinculado al crédito. Se tiene un sistema financiero muy bien gestionado, con índices de morosidad bastante bien controlados que, para Luque, difícilmente nos vamos a exponer a una crisis bancaria o financiera. El lado negativo es que inmediatamente los agentes financieros verán cualquier signo de desaceleración y se retraerán.

Y pone como ejemplo el mercado de vivienda que es clamoroso. Por ejemplo, Lima pasó de vender 30,000 viviendas al año a 12,000. “ La gente quiere comprar pero no tiene acceso al crédito. Cuando los bancos comiencen a arriesgar un poco más, ahí empezará a levantar vivienda, electrodomésticos, entre otros. Espero que comience a ocurrir en el 2018“, señala finalmente.

Vía: Semana Económica

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P