Qué es y cómo se hace Coaching Directivo

Gestionar competencias, evaluar el desempeño, identificar áreas de mejora y valorar el alcance de objetivos. Para que estos sistemas sean eficaces, el directivo debe convertirse en un verdadero coach para su equipo de personas.

El coaching es una de las herramientas en la gestión directiva que con mayor fuerza se está imponiendo hoy en día. ¿Qué es? Y sobre todo, ¿tiene alguna aportación valiosa?

Hoy, los ejecutivos y directivos reconocen cada vez más los beneficios y las oportunidades que brinda la colaboración regular con un coach profesional independiente. Así surge el Coaching Directivo.

Condiciones que debe cumplir el coach directivo

1. Amplio y profundo conocimiento del mundo de la empresa.

2. Capacidad de crear una relación de confianza, desde la credibilidad (que sólo se consigue con honestidad), asertividad, comprensión…

3. Tiene que ser un buen comunicador, y tener las habilidades de comunicación bien desarrolladas, sobre todo la de la escucha activa.
4. Capacidad de análisis y de encontrar las relaciones efecto-causa que se dan en cualquier acción, así como de crear un plan de desarrollo personalizado y eficaz.

5. Capacidad de encontrar, no las respuestas adecuadas, sino las preguntas adecuadas para las distintas situaciones que pueda plantearle su cliente.

6. Capacidad para encontrar las oportunidades en las acciones pequeñas del día a día, y no en las grandes acciones empresariales.

7. Capacidad para captar y tener en cuenta las variables organizacionales que rigen la cultura en la que se encuentra la empresa, las cuales condicionan el contexto en el que puede desarrollar su actuación como Coach.

8. Tiene que tener en cuenta las metas y valores personales de los ejecutivos sobre los que actúa, así como los suyos propios.

9. Capacidad de mostrarse como un modelo de confianza, comunicación, motivación y dirección.

Te puede interesar: 7 claves del coaching empresarial para tener éxito en el negocio

Líder del Siglo XXI

Como se ha visto, el Coach Directivo o con habilidades de coaching es el nuevo líder del siglo XXI, porque tiene en su repertorio la capacidad para empatizar, para escuchar y para guiar hacia una visión ambiciosa a las personas con las que trabaja.

A ello se suma el talento para hacer las preguntas más poderosas, para extraer el máximo rendimiento de sus colaboradores porque ellos mismos lo quieren así, para influenciar más efectivamente en sus pares y en sus jefes a través de una conducta más integradora.

Sin duda, aprender y entrenar las habilidades de coaching implica unos beneficios radicales para un directivo, y supone un antes y un después en su vida y en su carrera profesional.

Así que estos son los beneficios más comunes de ser un Coach Directivo:

  • Aumenta su seguridad y autoconfianza como directivo.
  • Se convierte en una persona más influyente en su entorno, con más capacidad de liderazgo 360º.
  • Potencia su inteligencia emocional: empatía, asertividad, control emocional.
  • Conoce mejor sus fortalezas y debilidades como jefe de equipo.
  • Conoce las palancas que movilizan a las personas hacia el cambio.
  • Aprende a extraer el máximo rendimiento de las personas a su cargo.
  • Deja una huella positiva en los equipos que dirige.
  • Le hace progresar en su carrera profesional.

En suma; conciencia, responsabilidad, acción y aprendizaje, son los 4 pilares del coaching que un directivo debe dominar a la perfección si quiere alcanzar sus máximos niveles de desempeño y motivación.

Vía: Gestiopolis

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments