¿Quién SOY?

arbol confundido

Alguna vez te has hecho esa pregunta, tan simple y a la vez tan compleja….
Tan breve y a la vez tan profunda.

Hay una historia al respecto: “Había una vez un hermoso jardín, en el que se cultivaban manzanos, naranjos, perales y hermosísimos rosales, todos ellos estaban muy felices y muy satisfechos. Todo era alegría y felicidad en el jardín,
excepto por un árbol profundamente triste. Tenía un problema: El pobre no sabía quién era.

Te falta concentración, le decía el manzano. Si realmente lo intentas, podrás tener hermosas manzanas, ¿Ves que fácil es? Mírame a mí como las produzco.

No lo escuches, exigía el rosal. Es más sencillo tener rosas. ¿Ves que bellas son?

Y el árbol, desesperado, intentaba todo lo que le sugerían y como no lograba ser como los demás, se sentía cada vez más frustrado. Cierto día llego al jardín el búho, reconocida como la más sabia de todas las aves y al ver la desesperación del árbol, exclamó:

Oh, tu problema no es tan grave, es el mismo de muchísimos seres sobre la tierra. Te daré una idea. No dediques tu vida a ser como los demás quieren que seas. Se tú mismo, Conócete, y para lograrlo escucha tu voz. Termino de decir esto, y el búho desapareció.

El árbol quedo aún más confundido. ¿Mi voz? ¿Ser yo mismo? ¿Conocerme? ¡Si supiera quien soy…! Se preguntaba el árbol desesperado, cuando de pronto comprendió.

Cerró los ojos y dejo de oír los sonidos de alrededor y sus propios pensamientos y por fin, pudo escuchar:

Tú jamás darás manzanas porque no eres un manzano, ni florecerás cada primavera porque no eres un rosal. ¿Sabes quién eres? Eres un ROBLE y Dios te creo para que crezcas grande y fuerte. Para que des cobijo a las aves, des sombra a los viajeros, y embellezcas el paisaje… Esta es la misión que Él te  dio. Para eso estas en este mundo. Cúmplela. Y el árbol se sintió fuerte y seguro de sí y se dispuso a SER todo aquello para lo que había sido creado. Entonces comenzó a reconocer quien estaba siendo en este mundo: Se constituyó en una oferta valiosa. Siendo quien era empezó a ser admirado y respetado por todos”.

Y tú ya sabes ¿quién eres? ¿Cuál es tu misión en este mundo?

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion