Seis mayores grupos empresariales de Perú se consolidan pese a la crisis

La fuerte expansión de Perú en la última década ha sido impulsada por una serie de reformas, pero detrás de esta ola de crecimiento también hay un grupo de emprendedores que se está atreviendo a competir en los mercados globales.

Los nombres de las familias detrás de algunos de estos grupos se están haciendo más conocidos en Chile a medida que aumentan sus inversiones en el país, como los Brescia, que el año pasado compraron la operación local de la cementera Lafarge. Sin embargo, no todos están presentes en Chile. Pero a medida que ambas economías siguen integrándose, sus planes e historias serán cada vez más relevantes.

Según el reporte Top 2010 de consultora Perú Top Publications, hay 25 grandes grupos económicos en el país, pero éstos son seis están entre los más influyentes.

Familia Añaños
A comienzos de los “80 era un pequeño clan de agricultores en una zona del interior azotada por el terrorismo. Cuando Coca-Cola y Pepsi suspendieron sus operaciones en la región porque sus camiones eran continuamente atacados, la familia vio una oportunidad.

Ajegroup instaló sus primera fábrica de Kola Real en Ayacucho. El éxito fue inmediato. No sólo conquistaron rápidamente el mercado en Lima, sino que su empresa contribuyó a crear empleos y erradicar la violencia local.

El siguiente paso fue la internacionalización. El primer mercado fue México, el segundo consumidor mundial de bebidas gaseosas. En un año y medio le arrebataron 5% del mercado a Coca-Cola y Pepsi. Recientemente abrió su sexta planta en ese país para exportar a EE.UU. En 2006 concretó su primera incursión en Asia, con una planta en Tailandia. Ahora está afinando los detalles para expandirse a China e India.

En 2009 registró ventas globales por US$ 300 millones. Pese a su éxito se trata de un grupo de muy bajo perfil. Tras sufrir un violento asalto en una de sus fábricas, en 2002, decidieron recluirse y ya no conceden entrevistas.

Graña y Montero
Graña y Montero fue fundada por tres jóvenes ingenieros en 1933. Hoy es la mayor empresa constructora de Perú, con negocios en infraestructura, energía, minería, servicios básicos y autopistas.

Las ganancias del grupo crecieron 35% en el primer trimestre a 539 millones de soles y el negocio inmobiliario fue el principal aporte, con un avance de 469%. La compañía no está perdiendo el tiempo para aprovechar la reactivación. Hace algunas semanas se adjudicó un gigantesco proyecto inmobiliario. En un terreno de 68 mil m2 levantará un hotel cinco estrellas, un centro de convenciones, un centro cultural y un parque industrial. Eventualmente podría incorporar un centro comercial y un conjunto residencial de 300 casas.

A mediados de marzo firmó un acuerdo con la operadora portuaria Oporsa para diseñar y construir el Terminal Portuario de Ventanilla, en el Callao. En marzo vendió a Parque Arauco su filial Fashion Center, que controla el Centro Comercial Larcomar, uno de los más emblemáticos de Lima.

Enrique Ferreyros
En 1922, Enrique Ferreyros Ayulo fundó una compañía para comercializar productos de consumo masivo. Dos décadas después dio un giro al asumir la representación local de Caterpillar. Desde ahí comenzó a incursionar en diversos negocios. Actualmente es el principal comercializador de bienes de capital y servicios de Perú, a través de su operación aduanera Fargoline. En los cinco primeros meses del año lideró estas importaciones con US$ 162.54 millones, casi 50% más que la firma que ocupó el segundo lugar.

A fines del año pasado dio su salto internacional al comprar Gentrac Corporation, representante de Caterpillar en Guatemala, El Salvador y Belice por US$ 45 millones. Este año prevén invertir US$40 millones para abrir tres nuevos en Lima.

Grupo Huancarunas
Al igual que muchas familias de fortuna en Perú, el origen del grupo Huancarunas está ligado al agro. Escapando de la violencia terrorista y de la hiperinflación, Ricardo Huancaruna partió a Alemania para estudiar farmacéutica. Pero nunca olvidó el campo y cuando completó sus estudios regresó decidido a apostar por el negocio del café. En ese entonces el mercado mundial estaba dominado por Brasil y Colombia, y la imagen de Perú como productor de café era muy débil.

Perales Huancaruna factura hoy cerca de US$ 200 millones al año, una quinta parte de las exportaciones totales de café de Perú. Y también la importancia de Perú como exportador de café se ha duplicado desde 2005. Huancaruna, que hoy preside la asociación de exportadores (ADEX), proyecta que los embarques alcanzarán un nivel récord este año. Para explotar también el segmento minorista creó la cadena de cafeterías Altomayo, que se está expandiendo en Lima y provincias.

Más cerca de Chile
A estos grupos se suman también un par de nombres que ya son más conocidos para Chile. Se trata del Grupo Romero y de la familia Brescia. El grupo Romero se inició con la exportación de sombreros a Panamá hace más de 120 años y hoy es uno de los diez consorcios más grandes del país, con empresas en trece rubros, como logística marítima, agroindustria, textiles y electrodomésticos, entre otros.

Sus ganancias llegaron a US$ 572,8 millones en 2009, sobre ingresos por US$ 5.299 millones. Tras la jubilación del patriarca Dionisio Romero Seminario el año pasado, el manejo del grupo recayó sobre su hijo, también llamado Dionisio Romero.

Su empresa de combustibles Primax, nació de un acuerdo entre la División de Combustibles de Romero Trading y la petrolera estatal chilena ENAP, para comprar la unidad de distribución de Shell en Perú.

El grupo Brescia, encabezado por los hermanos Mario y Pedro Brescia, invierte en los sectores de minería, cemento, acuicultura y forestal. Tras la compra de los activos de la cementera Lafarge en Chile, el año pasado el grupo Brescia quedó como dueño de Cementos Melón, en una operación valorizada en US$ 555 millones.

Según Perú Económico, Pedro Brescia se ubicó en el noveno lugar en el ranking de los más poderosos de Perú, mientras su hermano Mario se ubicó en el puesto 18.

Fuente: Diario Financiero

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion