Ser puntual le ayudará a alcanzar sus objetivos

En este mundo cada vez más competitivo, tener la virtud de la puntualidad puede ayudarlo en determinado momento a conseguir un empleo, debido a que es considerado un referente por diversas empresas para medir el interés del futuro empleado y el compromiso con su labor asignada.

A fin de tener este valor como una característica personal, debe estar consciente del nivel de importancia que toda persona, evento, reunión, cita o actividad tiene.
Asimismo, su palabra debe ser sinónimo de garantía para que cuenten con su presencia en el momento preciso.

Los factores que obstaculizan la puntualidad se presentan en su interior cuando imagina, recrea, recuerda y piensa en diversas actividades mientras se prepara para llegar a una cita.

Por ejemplo, al vestirse está recordando lo que debe comprar o hacer, pero el tiempo pasa tan rápido y al observar la hora se da cuenta de que está retrasado en sus actividades y no puede hacer nada para remediarlo. En esta situación es importante concentrarse en lo que está haciendo, y no divagar, con el fin de aprovechar mejor el tiempo y no lamentarse después.

Corrección
Corregir la impuntualidad es de gran utilidad. Para lograrlo, puede programar la alarma de su reloj o computadora, o también pedirle a algún familiar o compañero que le recuerde la hora de su cita.

•Debe encontrar los motivos que impiden que llegue a tiempo a una reunión que puede ocurrir por la falta de interés, de importancia o mucha distracción.
•Para combatir la impuntualidad será necesario tener una gran fuerza de voluntad y aceptar que tiene un problema que debe corregir.

Hay muchas personas que piensan que llegar tarde es una manera de distinguirse de los demás, debido a que tienen una necesidad de llamar la atención como resultado de su falta de carácter y seguridad. Incluso utilizan frases como “si quieren que me esperen”, “para qué llegar a tiempo si…”, “no pasa nada si…”, “es lo mismo de siempre”, las que reflejan el poco respeto por las personas, su tiempo y actividades.

Compromiso
No empiece con la frase: “Desde mañana seré puntual”, pues implicaría retrasar su cambio de actitud que tendría que verse reflejada en la programación de su tiempo.
Aunque sea fastidioso, escriba su horario y las actividades que realizará al día siguiente, por ejemplo: si tiene muchas labores que hacer, divídalas durante la semana, al hacerlo podrá distribuir mejor su tiempo y podrá organizarse mejor para cumplir con todo.

Implemente un sistema de alarmas que lo ayuden a tener noción del tiempo (no necesariamente sonoras) y cámbielas con regularidad para que no se acostumbre: use el reloj en la otra mano, utilice notas adhesivas, entre otros.

Fuente: El Peruano

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion