¿Solo basta un buen producto o servicio?

gestion-empresarial

Si alguna vez escuchó que únicamente necesitaba una buena idea para llegar a ser un gran emprendedor, lo más probable es que le hayan mentido. De ser así, ¿cuál sería la diferencia entre un emprendedor, un artesano o un profesional cualquiera? Una buena idea no basta. Un emprendedor necesita de una buena idea (aunque no en el cien por ciento de los casos) aunado a una buena capacidad de gestión. ¿Gestión sobre qué? El emprendedor no gestiona sobre productos o servicios, gestiona sobre redes humanas que permiten que dichos productos o servicios lleguen al público.

El éxito de un emprendedor radica, por tanto, en que ese sueño empresarial perviva y crezca con el paso de los años. Un emprendedor puede cambiar de producto o servicio a través del tiempo (línea de negocio), pero lo que no cambiará será la forma de gestionar su organización. Muchas grandes ideas han sucumbido ante una pobre gestión por parte de su línea directriz.

Para demostrar nuestro postulado, le mostraremos algunos casos de emprendedores que no necesitaron de productos o servicios innovadores propios:

Suscríbete a nuestro boletín informativo


1.       Los Intra Emprendedores

Los intra emprendedores son aquellos que realizan emprendimientos como empleados en empresas, ya sean públicas o privadas. No ofertan ningún producto o servicio por su cuenta. Es más, ni siquiera ponen en juego su capital. Lo que sí “venden” es una o varias ideas a su organización. Lo que sí ponen en juego es su carrera profesional. No tienen que vérselas con el mercado,su gran oponente resulta ser la organización misma en la que trabajan, cuyos superiores pondrán uno y otro reparo para evitar que su idea se imponga libremente.

2.       Los Emprendedores Sociales

Tampoco venden productos o servicios, ellos abogan por programas que mitiguen el impacto social generado por las industrias, el comercio abusivo o el propio Gobierno. Sus fines se orientan a una mayor compenetración de estos actores con la comunidad, bajo una coexistencia pacífica.

3.       Los Emprendedores por Franquicias

Estos sí ofertan productos o servicios, solo que no son de su propia creación. Ellos investigan qué modelo de negocio puede ser rentable para una determinada región, y adquieren la franquicia de otro lugar y lo instalan en su propia zona. Adquieren toda la tecnología y conocimiento del franquiciante, y lo ponen a trabajar bajo ese lineamiento. Su verdadero reto consiste en descifrar qué tipo de negocio está hecho para su ámbito social.

Vía: “Claves para emprendedores”

Artículos Relacionados

comments