Tipologías del empresario de Pymes

Los individuos, como las empresas, son distintos entre sí. Sin embargo, tienen coincidencias en su estilo de vida, intereses, comportamiento e incluso personalidad. A partir de estas coincidencias, ¿es posible perfilar tipos de empresarios?

Las nuevas metodologías de investigación cualitativa permiten al investigador conocer a profundidad al individuo y los grupos humanos. En Aljamía, Inteligencia de Marca, sabemos que el conocimiento profundo del hombre en relación con las sociedades puede revelar cambios culturales en ciernes, particularidades sociolingüísticas, nichos de mercado y, sobre todo, afinar la puntería para cualquier iniciativa de mercado.

Sabemos que empresarios en condiciones similares pueden decidir tomar caminos radicalmente diferentes. Del mismo modo, empresarios diferentes entre sí pueden compartir visiones y preocupaciones sobre las necesidades que tienen con respecto a un producto o un servicio.

Así, siguiendo al Dr. Gerald Zaltman, docente e investigador de Harvard, usamos el modelo de “mapas de consenso” para exponer la manera peculiar en que se relacionan y agrupan los pensamientos y sentimientos profundos de los empresarios.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Una propuesta
La construcción de tipos de micro, pequeños y medianos empresarios se basa principalmente en el aproach que tienen hacia su empresa y la forma en que la dirigen, planean y toman decisiones. De este modo perfilamos tres tipologías distintos de empresarios:

Estático: Es un individuo sumamente tradicional, que actúa de forma predecible e intentando mantenerse siempre en un mundo conocido. Maneja su negocio apegándose a un sistema relativamente exitoso, basado en experiencias pasadas y se aferra en hacer las cosas siempre de un mismo modo. Tiene poco contacto con los bancos e ignora la gran mayoría de sus productos y servicios.

Bisnero: Es un individuo arriesgado e impulsivo, que carece de estructura y organización, por lo que no realiza planeación a mediano o largo plazo, es más bien empírico. Está dotado de “espíritu empresarial”, por lo que está siempre a la caza de nuevas oportunidades y pareciera nunca estar satisfecho con los resultados de la empresa. Conoce y ocupa algunos productos y servicios bancarios, en general desconfía de ellos.

Profesional:
Es organizado y estratégico, por lo que invierte en planeación, pero sabe cuándo ésta no es suficiente. Cuenta con un afinado instinto para los negocios y busca permanentemente nuevas oportunidades de desarrollo. Conoce buena parte de los productos y servicios de diferentes bancos, y siempre está comparándolos.

Entender esta división permite construir estrategias de mercado enfocadas a cada tipo de empresa, elaborando un discurso de comunicación y comercial, que sea preciso y efectivo. En siguientes entregas profundizaremos alrededor de cada una de las tipologías.

*Donovan Landa es director de investigación Tegnística y responsable general de todos los estudios que genera Aljamía.

Fuente: El Empresario.mx

Artículos Relacionados

comments