Tres consejos para mantener finanzas sanas

Controlar los saldos, cobros y deudas te permitirá llevar cuentas saludables. Todos los sistemas y controles que estableces dentro de tu negocio sirven para llevar una buena contabilidad.

Vabela y Asociados comparte contigo tres sencillos consejos que puedes aplicar dentro de tu empresa, y que te ayudarán a tener un buen estado financiero.

1. Controla tu saldo
Parte de una sana administración financiera se refiere a saber cómo se mueve tu dinero. Es importante que, si no lo tienes ya, establezcas un control diario del saldo que manejas en el banco.

Puedes hacerlo en una hoja de Excel y solamente anotar la fecha, concepto de movimiento (si fue cheque, transferencia, depósito, cargo por comisión), importe del movimiento y saldo que tienes en el banco.

“Este es el saldo ‘real’ del banco, con el que puedes verificar si ya tienes un nuevo depósito, o si ya cobraron el cheque que expediste hace días”, explica el despacho.

Esta verificación la haces contra el saldo que muestra tu banco en pantalla, y a eso se llama “conciliar”. Estarás más seguro en el momento momento que hagas algún pago o cobro del saldo que maneja la chequera.

2. Identifica tu cobranza
Vabela recomienda que, al igual que con el banco, lleves un control diario de todas las facturas que hayas expedido, relacionándolas por fecha, cliente, concepto que facturaste, importe sin IVA (IGV) y también con el total de impuestos.

Añade unas columnas en las que vayas anotando las fechas de cobro y los importes por cada factura. “Es importante que tu cliente sepa que tienes un control adecuado, ya que si esperas a que él te proporcione su saldo por cobrar, o te llame para preguntarte cuándo y cuánto te paga, seguramente para ese momento ya tienes problemas de efectivo en tu cuenta”, advierte.

3. Lleva el control de tus deudas
De la misma forma que sabes quién te debe, es recomendable que lleves un control sencillo de tus deudas, relacionando fechas de factura, conceptos, importe y pagos que vayas haciendo. Es mejor que tú fijes las fechas de pago. Establece un día de la semana en el que tu empresa los realice y asegúrate de que todos tus clientes lo sepan.

Esta práctica te permitirá controlar mejor el flujo de efectivo y tener un manejo administrativo mucho más eficiente. Es mejor que tú definas las reglas del juego, sobre todo en lo que se refiere a dinero de tu empresa. “Te recomendamos que adjuntes esta información a tu contabilidad mensual”, agrega el despacho.

Fuente: El Empresario.mx

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.