Tres pasos que cambiarán tu empresa

Si un experto consejero en grandes corporativos llegara a tu empresa y te dijera que puedes obtener un crecimiento de 100% en un año, eliminando algunos procesos al interior de la compañía, seguramente muchas dudas surgirían y rechazarías la oferta.

“Un director tiene que tener claro que muchas veces en las compañías estamos haciendo actividades que no representan ningún valor para el cliente, y esto se traduce en bajo rendimiento, poca satisfacción e incumplimiento en los tiempos”, dijo Mark O. George, líder de operaciones Globales de Desempeño de Procesos e Innovación de Accenture.

El experto, explica que existen tres puntos en los cuales, los líderes de las empresas deben trabajar para ganar mayor presencia en el mercado y así más clientes. El primero es simplificar todos los procesos de la organización, el segundo trabajar en las variables de los tiempos de trabajo y el tercero crear disciplina en cada una de las áreas de la compañía.

Para lograr el primer paso, George recomienda que se haga una valoración de cada una de las áreas de la compañía. “Si en una empresa el directivo firma un contrato con un nuevo cliente para venderle un producto y para hacer la entrega debe pasar por una lista de personas involucradas en el proceso, para que al final tenga que retornar el documento y esperar por la firma del mismo directivo, algo está funcionando mal y los procesos deben de cambiar”.

En este punto, el autor del libro “The Lean Six Sigma: Guide to do more with less”, señala que es necesario revalorar cómo opera la empresa y simplificar cada uno de los pasos que se deben seguir antes de entregar el producto o servicio al cliente.

“Para ser eficientes no sólo se debe conocer el proceso de producción de la organización, sino que hay que acercarse al cliente, hablar con él y escuchar qué es lo que él necesita, ahí se darán cuenta que existen muchas cosas que están haciendo muchas cosas de más generando mayores costos en la cadena de producción”, precisa George.

Una vez simplificado cada uno de los pasos de la producción, se debe iniciar una medición de las variables de tiempo que tarda cada una de las personas o máquinas en operar cuando están trabajando.

“En las compañías en las que trabajamos encontramos que en muchas ocasiones los empleados no tenían estandarizado el tiempo de cada una de sus tareas, entonces la firma de un documento o la revisión del pedido de entrega u otra tarea, podía tardar de 10 minutos a una hora o hasta tres, sin explicación alguna de por qué era más lento o rápido”, añadió.

Esta variable en el tiempo de ejecución, causa una demora en el resultado final, haciendo que se incumple con los tiempos de entrega al cliente, y esto a su vez retarda los otros pedidos, generando sobre costos.

El experto asegura que si se trabaja al 80% de productividad en una empresa, esta variable de tiempos de ejecución no toman relevancia en la entrega, pero si se labora al 50% existe una probabilidad de fallar en calidad y tiempos de entrega del 50%.

Para resolver este problema, Mark sugiere disciplinar, tercer aspecto, cada uno de los procesos de trabajo, para llevar a la empresa a una transformación de excelencia operacional.

Mediante la implementación de esta guía, Mark a logrado que empresas como Best Buy, Xerox, Caterpillar, FritoLay, BMW, entre otras, incrementaran sus ventas y el grado de satisfacción del cliente.

Fuente: CNNExpansión.com


Artículos Relacionados


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion